jueves, 1 de julio de 2010

No puedo ni verlas

NO PUEDO NI VERLAS

Delgadas, bien vestidas,
lacito cuquín en la cabeza
hasta por las monjitas son queridas.
No me cambio ni por toda su ¿riqueza?

Que si "Holanda he visitado,
en Egipto mil veces estuve,
en Nueva York he estado
en París permanecido hube".

"O sea, ¡miradnos, qué lucidas
se nos ven con vestido colorado,
corto, con tacones (a escondidas)
nuestra perfección dejamos de lado!"

De día, ellas están mimaditas,
la verdad: sus deberes le dan pereza.
Se "desmelenan" de noche ¡bragas quitaditas!
Por dentro, ellas: corrompidas, llenas de maleza.

No, no, no puedo ni verlas,
se hacen, repito, se hacen las perfectitas
imposible (afirmado por gente buena) quererlas
no salen de casa sin estar bien arregladitas.

"¡O sea, te lo juro por Snoopy!"
¡Atención! Son niñas modelo diurnas.
Para ellas, esto es algo chupi.
Por supuesto, Playboys baratas nocturnas.

¿Envidia yo, por vuestra belleza?
¿Por el dinero, vuestra influencia?
Me dais pena, ¡pero por vuestra simpleza!
¡JA! Hasta las moscas tienen menos demencia.

ALBA LOBERA VALLEJO

3 comentarios:

  1. Eres increible, la facilidad que tienes para plasmar la reaalidad.
    Espero que sigas asi y que no cambies nunca.

    Felicidades.

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias por tus poemas

    ResponderEliminar
  3. Ya veo Alba que eres menor de edad, sigue con la trayectoria que llevas,veo que tocas todos los temas desde "HUMOR, LEYENDAS,POLITICA,NOTICIAS..ETC.
    Desde luego el día de mañana que casi lo tienes encima, no te faltara trabajo.
    Solo me ha bastado con mirar tu bloc.

    FELICIDADES

    ResponderEliminar

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?