jueves, 1 de julio de 2010

Un lazo blanco, ¿qué será?

UN LAZO BLANCO ¿QUÉ SERÁ?

Fallece Esperanza y me deja
un vacío amargo y helador,
un corazón triste y orador,
un pensamiento entre ceja y ceja.

"A partir de ya me olvidaré
de cuidar animales y quererlos
porque luego, sola me quedaré
y arrepintiéndome de perderlos".

La voy dar fielmente, calor
a cambio de que me proteja,
y lo hice, y lo hizo, con amor.
¡Esto es fábula sin moraleja!

¡Me falta algo! Ya caso no haré
de los bichitos que me quieran.
¡Solos, solos, solos los dejaré!
No quiero que más daño me hagan.

Una luz aparece y me deja
asustada, ¡es un hada!: "Te diré,
niña, que me has conmovido,
y por ello un favor te haré"

Con juego de manos muy movido
me entregó un lazo blanco,
se deshacía en mis manos
y dijo: "TE EXPLICARÉ".

"Cuídalo bien, es tu ángel, ¿sí?
Nacerá pronto, es para ti.
Nunca te abandonará.
Nunca te dejará.
¡No, no me lo creí!
¿Qué, en mis manos, tendré?

ALBA LOBERA VALLEJO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?