domingo, 10 de octubre de 2010

A veces vivir es elegir una manera lenta de morir...

Virginia Ironside: “Yo pondría una almohada en la cara de un hijo discapacitado por amor”

La cultura de la muerte que promulga la orden illuminati se extiende a través de sus redes de culto, subcultura, corrupta intelectualidad, planteamientos ideológicos, educación y por supuesto, en última instancia, muchos periodistas, políticos e “intelectuales” seleccionados para la distribución al cliente final de la idea de que merece la pena morir.

Aquí tenemos un ejemplo particular de ‘Aido’, actual ministra española de la “igualdad” que asegura que un feto de 13 semanas no es un ser humano, en la británica, Virginia Ironside. Se trata de una periodista y reconocida columinista del diario ‘The Independient’ que dijo recientemente en un debate televisivo, ANTE EL HORROR DE SUS CONTERTULIAS, QUE ELLA, COMO CUALQUIER MADRE AMOROSA, PONDRIA UNA ALMOHADA SOBRE LA CARA DE UN NIÑO DISCAPACITADO PARA EVITARLE SUFRIMIENTO Y LLEVARLE A LA MUERTE.

Se me ponen los pelos como escarpias sólo de escribirlo, pero esta es la cuestión. Hay gente en el planeta que ha sido inoculada peligrosamente con este tipo de ideología, que es algo más que pro-abortista para pasar a ser pro-asesina y pro-eugenesia. ¿Alguna diferencia con algunos elementos de ideología nazi?. Ninguna, en absoluto. Esto es lo que corre hoy en día en los ministerios, senados, parlamentos, tertulias, programas televisivos, leyes y anuncios televisivos de una buena parte del planeta.

Esto es lo que vende la elite mundial a la población. Suicídese y si no se decide, o no es capaz, deje que alguien más lo haga por Ud. para evitarle sufrimiento.

“¿Que pondrías una almohada sobre la cara de un niño que está sufriendo?”, dijo Susana Reid, otra periodista en la tertulia.

¡Por supuesto que lo haría!. Si fuera un niño que amo realmente y que se encuentra en la agonía. Creo que cualquier buena madre haría lo mismo. No conozco a ninguna madre que no dijera esto si fuera el caso, no se podría hacer nada más”.

La reverendo anglicana Joanna Jepson, en la tertulia, le responde “¡Esto simplemente no es verdad!. Preguntada si cree que todas las madres harían lo mismo, Ironside dijo “Sí, creo que lo harían, puede que no todas, pero muchas sí”.

En el mismo programa, Ironside dice que el aborto podría ser “moral” si el niño está discapacitado o “es totalmente no deseado“, diciendo que serían incluso “egoista” no matarlo en un aborto eugenetista.

“El aborto puede a menudo ser visto como algo irresponsable u odioso pero, de hecho, puede ser un acto moral y libre de egoismo”, dijo. “Si un niño nace con una fuerte incapacidad o es totalmente indeseado, seguramente el aborto es un acto de amor de una madre”.

Gracias a Dios, los televidentes de la BBC, donde se emitía este horror, se quejaron a la cadena porque consideraron los comentarios de Ironside como infanticidas. Clair Lewis, abogado para niños discapacitados, criticó severamente a la columnista por abogar por la eliminación eugenetista de niños incapacitados.

“Los problemas de las personas incapacitadas no serán resueltos con el asesinato de niños no nacidos”, dijo Lewis (y nacidos, puesto que ella aboga por asesinarles a sangre fría con una almohada).

Peter Evans, miembro de la Asociación Médica Cristiana de Gran Bretaña dijo a los medios que es “muy peligroso” que las personas decidan quién tiene que vivir y quién debería morir.

“Hacer juicios sobre qué gente no merece vivir, no ofrecer la oportunidad de la vida, es algo muy peligroso”, dijo Evans.

El periódico para el que trabaja ha tildado sus declaraciones de “justas y muy valientes”.

Fuente: trinityatierra.wordpress.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?