viernes, 24 de diciembre de 2010

¿Wikileaks, el segundo 11-S?




Julian Assange se ha convertido en el nuevo Bin Laden, el nuevo "Malo Malísimo", gran conspirador buscado por el Gobierno de Estados Unidos en todo el mundo. De momento, Assange permanecerá en Europa, a la espera de una extradicción que le lleve a Estados Unidos, si bien el fundador de Wikileaks es ciudadano australiano.

Algunos analistas han llamado a Wikileaks como el "Segundo 11-S", en base a los cambios que vendrán desde esta operacion de inteligencia de una supuesta filtración de documentos oficiales secretos, y que al final concluirá en más control de la información, sobre todo en Internet, utilizando a Wikileaks como justificación para cerrar webs y crear nuevas leyes de restricción de libertades en la Red, con la excusa de la necesidad de seguridad en la infrormación de Internet.

Un punto muy interesante es que todas las informaciones de Wikileaks son consideradas de "bajo perfil", es decir que realmente no son Top Secret o Alto Secreto, sino más bien cotilleos, "dimes y diretes", y chismorreos entre embajadores.

Y además otro rasgo muy importante es que curiosamente las Wiki-filtraciones solo pejudican más bien a países europeos y alguno africano, pero ninguna información perjudica realmente a EE.UU, ni a Rusia, ya que Rusia advirtió de que si salía algo comprometedor de su país, los rusos iban a sacar información secreta de verdad sobre EE.UU.

La impresión es que Wikileaks" parece una operación tipo "test" de los servicios secretos americanos, tambien denominadas "Cortinas de Humo" para tener entretenido al mundo con chismes, a fín de esconder las cosas más serias que están ocurriendo ahora.

Detrás de Wikileaks hay un nutrido grupo de agentes secretos y ex-agentes secretos, al igual que ocurrió con Bin Laden, que era un destacado miembro de la CIA, o como la masacre del 11-M, en donde todos los detenidos y sospechosos eran curiosamente confidentes y estrechos colaboradores de la Policía, de la Guardia Civil y del CNI.

Esto es parecido al asunto de Disclosure Project, en donde los encargados de difundir las desclasificaciones de información sobre el fenómeno Ovni al final resultan los principales sospechosos en proporcionar información interesada o en tergiversar la información.

A estas alturas los investigadores y observadores neutrales e independientes, en España, pero también de los demás países del mundo, ya no nos fiamos de "Disclosure Project" el Proyecto Revelación de Steven Greer, ni nos fiamos de las organizaciones ecologistas, ni de la veracidad de Al Qaedah, ni de las organizaciones internacionales, ni del 11-S, ni del 11-M, ni de la esperada Desclasificación Ovni de la Administración Obama, ni de Wikileaks, ni de nadie...






Juan Luis Cebrián a la salida de la Reunión del conspirador Club Bilderberg en el año 2006.

Qué casualidad que en España el periódico más relacionado y presente en las reuniones del conspirador Club Bilderberg, representado por el Presidente del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, ha sido el encargado de dar a conocer las filtraciones secretas de Wikileaks. Si ahora resulta que el periódico globalista El País es el medio que va a difundir la verdad de la información en el mundo, entonces es que algo muy malo está pasando...


Fuente: X Files.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?