jueves, 31 de marzo de 2011

350.000 familias perderán su vivienda en los próximos cinco años


Los expertos creen que saldar la deuda con la casa doblaría los tipos a pagar.

La Asociación de Afectados por Embargos y Subastas (Afes) calcula, a partir de los datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que más de 350.000 familias perderán su vivienda en los próximos cinco años por problemas de pago. Fuentes de esta asociación explicaron ayer que el actual colapso en los juzgados debido al aumento de los impagos ha generado una bolsa de vivienda en ejecución hipotecaria sin finalizar, cercana a los 160.000 expedientes.

Teniendo en cuenta que el tiempo medio de duración de este tipo de procedimientos se acerca al año, los juzgados de toda España sufren un colapso acumulado desde principios de 2009, argumentan.

Así, el estudio de Afes estima que con la cartera actual de viviendas adjudicadas, y las que se adjudicarán, bancos y cajas pondrán a la venta casi medio millón de casas, cuyo origen habrá sido los créditos hipotecarios fallidos otorgados de 2004 a 2007. Y, entre tanto, crece la polémica sobre si hay que cambiar o no la ley para permitir de manera generalizada la dación en pago (saldar la deuda hipotecaria con la entrega del piso al banco). Un estudio elaborado por la Agencia Negociadora (empresa privada dedicada a la intermediación de créditos y la gestión de deudas) reveló ayer que de permitirse esta posibilidad, se duplicarían los tipos de interés reales.

Esta fórmula de extinción de la responsabilidad hipotecaria, defendida en diversos foros en los últimos meses, permitiría eliminar la garantía personal pero, en opinión de Agencia Negociadora, dificultaría el acceso a la vivienda, ya que las entidades exigirían una solvencia mucho mayor al comprador. Además, la relación entre el importe del préstamo y el valor de tasación del inmueble -lo que se conoce como loan to value- sería menor, dado que en ese caso es solo el inmueble el que responde de la deuda. Ello obligaría al comprador a desembolsar una cantidad inicial mayor en concepto de entrada. Asimismo, los bancos recurrirían a tipos de interés fijos para disminuir los riesgos, tipos de interés que en igualdad de condiciones podrían llegar a ser tres puntos porcentuales superiores a los variables.


La protesta popular llega al Congreso
Los líderes de UGT y CC OO de Cataluña y la asociación de consumidores Adicae registraron ayer en el Congreso una iniciativa popular para que sea posible cancelar una deuda hipotecaria con la entrega de la vivienda y se dé solución a una situación que creen que únicamente beneficia a la banca. El dirigente de CC OO de Cataluña, Joan Carles Gallego, uno de los promotores de la iniciativa legislativa popular (ILP) que secundan ocho entidades catalanas, aseguró que el objetivo de esta propuesta es poner freno a una situación "injusta e irregular".

El secretario de Adicae, Fernando Herrero, dijo que se trata de una reivindicación de los consumidores para acabar con el problema de las familias que, tras ver embargada su casa, siguen debiendo hasta el 50% de su valor a la entidad financiera.


Fuente: http://www.cincodias.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?