viernes, 29 de abril de 2011

La ONU aprueba una resolución sobre Siria


El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó hoy, con el respaldo de EE. UU. y la UE, una resolución que condena el empleo de la fuerza contra las manifestaciones pacíficas en Siria. La resolución, aprobada con 26 votos a favor, 9 en contra y 7 abstenciones, pide además la liberación de los presos políticos y solicita al Gobierno sirio una investigación sobre la represión de las protestas, informa EFE.

Promovida por Estados Unidos, la resolución, que fue en las últimas horas objeto de negociaciones para lograr el mayor número de apoyos, establece el "envío inmediato" por parte del Consejo de una misión que investigue las supuestas violaciones de los derechos humanos cometidas en Siria.

Por su parte Rusia criticó la resolución por considerar que es "contraria al principio de universalidad" y una muestra más del doble estándar del Consejo.

Votaron a favor, además de EE. UU., los países europeos miembros del Consejo, y algunos africanos y latinoamericanos, como Uruguay y México. En contra de la resolución votaron entre otros Rusia, China, Pakistán y dos países latinoamericanos: Cuba y Ecuador. Varios países árabes miembros de este organismo de la ONU, como Jordania y Catar, se ausentaron de la votación.

El embajador sirio ante la ONU, Faysal Khabbaz Hamoui, calificó el texto de "desequilibrado" y dijo que con él se quiere enviar un mensaje erróneo al mundo. El representante chino denunció el "doble rasero" que se emplea en este órgano del Consejo, antes de anunciar que su país votaría en contra, por considerar que con esta resolución "no se resolverán los problemas".

Cuba condenó, por su parte, que el Consejo se esté convirtiendo en "la herramienta para llevar a cabo las iniciativas militaristas de Estados Unidos y sus aliados europeos". "Cuando se trata de condenar a un país del sur, todo el dinero del mundo está disponible", dijo el embajador cubano, en referencia a lo que costará la aplicación de esta resolución a la Alta Comisaría de la ONU para los Derechos Humanos.


EE. UU. introduce sanciones contra Siria

EE. UU. introdujo sanciones a los miembros del Gobierno sirio, incluso a parientes del presidente Bashar al-Assad, el jefe de la Inteligencia y su máximo responsable, Ali Mamluk, y a las Fuerzas Quds, una unidad especial de la Guardia Revolucionaria que opera en el extranjero.

Washington congeló los activos de los funcionarios sirios y prohibió a los ciudadanos norteamericanos mantener con ellos cualquier relación económica. La causa de la introducción de las sanciones resultó ser el cruel sofoque de los disturbios en Siria por parte de las fuerzas de seguridad. La agencia Quds de espionaje resultó acusada de asesinar a manifestantes en Deraa, así como en otras ciudades. También la Casa Blanca acusó a las Fuerzas Quds de exportar la actividad de la Guardia Revolucionaria de Irán al extranjero. Previamente, EE. UU. había acusado a estas fuerzas por una supuesta colaboración con los insurgentes en Irak.

Mientras tanto, el 29 de abril durante acciones de protesta en algunas ciudades de Siria murieron al menos 42 personas. Según testigos y defensores de derechos humanos, muchos de ellos fueron asesinados cuando soldados abrieron fuego contra ellos.
Según las organizaciones de defensa de los derechos humanos, desde el inicio de las protestas antigubernamentales en Siria han muerto alrededor de 500 personas.

Fuente: Actualidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?