martes, 26 de abril de 2011

La policía de Wisconsin se une a los manifestantes en la ocupación del Parlamento

De nuevo las noticias que nos ocultan los manipulados medios de comunicación, las noticias que no quieren que sepamos, LA POLICÍA HONRADA, las fuerzas de seguridad honradas tienen los mismos objetivos que el resto de los ciudadanos: LA LIBERTAD DE UNA ESPECIE ESCLAVA, LA LIBERTAD DE LA HUMANIDAD.

El caballero que habla con el micrófono es un policía estadounidense. ¿Habrá más valientes como este a los que le interese la libertad y la paz para sus hijos en el resto de los países?


Cientos de policías han ingresado al parlamento de Wisconsin para unirse a las protestas sindicales y a la ocupación que ya dura bastantes dias.

“Los legisladores nos habían ordenado desalojar el Capitolio a las 4 horas, pero nosotros sabemos lo que está bien y lo que está mal. De aquí no vamos a sacar a nadie, de hecho vamos a pasar la noche aquí con vosotros“.




Policía de la Unión anuncia la solidaridad con los estudiantes, trabajadores y residentes de Wisconsin que ocupa el Capitolio del Estado en Madison. 24 de febrero 2011. Video de Harvey Ryan. Seguimiento entrevista con este oficial además de más vídeos, fotos y actualizaciones en

ENLACE UNO
ENLACE DOS



El mundo está cambiando y no lo podrá parar nadie "ya". Hemos visto quién es el causante de "todos" los males y matemáticamente le queda poco tiempo de Gobierno, ya ni los que durante mucho tiempo fueron sus "perros", quieren atacar a sus iguales. Sabiendo las auténticas necesidades y lo que es matemáticamente correcto......


Este acto bien se merece un poema a su altura:


EL NÚMERO PI

Wislawa Szymborska
Premio Nobel de Literatura


El admirable número Pi
tres coma uno cuatro uno.
Las cifras que siguen son también preliminares
cinco nueve dos porque jamás acaba.
No puede abarcarlo seis cinco tres cinco la mirada,
ocho nueve ni el cálculo
siete nueve ni la imaginación,
ni siquiera tres dos tres ocho un chiste, es decir, una comparación
cuatro seis con cualquier otra cosa
dos seis cuatro tres de este mundo.
La serpiente más larga de la tierra suma equis metros y se acaba.
Y lo mismo las serpientes míticas aunque tardan más.
El séquito de digitos del número Pi
llega al final de la página y no se detiene,
sigue, recorre la mesa, el aire,
una pared, una hoja, un nido de pájaros, las nubes, hasta llegar
directo al cielo,
perderse en la insondable hinchazón del cielo.
¡Qué breve la cola de un cometa, cual la de un ratón!
¡Qué endeble el rayo de un astro si se curva en la insignificancia
del espacio!
Mientras aqui dos tres quince trescientos diecinueve
mi número de teléfono la talla de tu camisa
el año mil novecientos sesenta y tres sexto piso
el número de habitantes sesenta y cinco céntimos
dos pulgadas de cintura una charada y un mensaje cifrado
que dice vuela mi ruiseñor y canta
y también se ruega guardar silencio,
y se extinguirán cielo y tierra,
pero el número Pi no, jamás,
seguirá su camino con su nada despreciable cinco
con su en absoluto vulgar ocho
con su ni por asomo postrero siete,
empujando, ¡ay!, empujando a durar
a la perezosa eternidad.




Nota, Alba-CM: Ya que estamos con los decimales, me he tomado la molestia de buscar un enlace graciosillo sólo para ti. Hala.
Pincha y enloquece.
¡Ñaaaaaaaaaaaa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?