miércoles, 25 de mayo de 2011

Destruyendo mitos: LA REVOLUCIÓN ISLANDESA

Publicado por Jose Luis

Si hasta hace unos años el imperio y sus medios de propaganda se dedicaban a crear supuestas revoluciones ciudadanas en los paises del este para justificar la reinstauración de la dictadura capitalista, de un año para acá asistimos a un bombardeo de alzamientos populares por todo el mundo que han llegado, incluso, a "estallar" en las propias entrañas del paraíso de los banqueros y grandes empresas. 



Deuda islandesa a satisfacer cada año entre 2010 y 2023, cómo puede apreciarse, el porcentaje que representa Icesave (en violeta) es solo una pequeña parte del total.


Así, después de un bombardeo mediatico insoportable sobre las presuntas revoluciones arabes, en las que supuestamente los pueblos de Medio Oriente y el norte de Africa salieron a la calle para pedir !una democracia como la nuestra! (es decir una dictadura del capital), depues le toco el turno a la propia Europa. Asi, y despues de la famosa "revolución islandesa" asistimos a la etiquetada como "spanishrevolution", que como su propio nombre indica es, principalmente, una etiqueta mediatica cuyos fines todavia no se conocen, aunque se sospechen.

Por supuesto que mientras los medios de propaganda del capital agitaban la bandera de los ciudadanos islandeses o españoles, ponian vedes, criminalizandolos, a los trabajadores griegos que si que salian a la calle a protestar y a exigir, tomando televisiones, amenazando con entrar en el parlamento, y, evidentemente, apaleados por la policia, y cuyas acciones son convenientemente minimizadas o, al contrario, anatemizadas.

En esta entrada nos centraremos en la ya citada "Revolucion islandesa", en la que su mayor logro es que el pueblo se negara en un referendum (por supuesto porque le preguntaron) a pagar una deuda injusta que habian provocado algunos despiadados y mafiosos banqueros (como los nuestros), y que por ello habian logrado la caida de un gobierno (y punto y final). Tambien Francia dijo "No" a la Constitucion Europea, y no pasó nada, o Irlanda tuvo que decir "Si" despues de diversos intentos.

Parece que se esta avanzando en el proceso de vaciamiento del concepto "Revolución", que se puso en marcha en los años 90 cuando las grandes mentes goebblesianas de las oficinas de propaganda de la CIA se inventaron las "revoluciones de colores", con todos los matices menos por supuesto el rojo, en las que los propios trabajadores, ya "desposeidos" aparentemente de su caracteristica de ser portadores de la fuerza de trabajo de la que los capitalistas sacan el beneficio que les mantiene sin dar palo al agua, exigian, como si fueran masoquistas, la instauracion de un gobierno "libre", es decir, en manos de la clase oligarquica.

En los ultimos meses la cosa ha cambiado un poco, y para llamar revolucion a un acontecimiento basta, parece, con que se cambie de presidente, caigan gobiernos, o simplemente, se salga mucho en los periodicos, aunque el sistema y su funcionamiento no sufran cambio alguno.



Y esto es lo que pasó tambien con la tan mediatica revolución Islandesa, como explica a la perfección en su blog La saga de Dashiell un español expatriado en Islandia, y que constata desde allí que ni por asomo los ciudadanos islandeses han tomado el poder de ninguna manera, y que ni siquiera lo han intentado, que este sigue estando en manos de la clase dominante, que las normas las decide la clase politica al servicio de los de siempre, y que si se les pregunto por referendum sobre si querian pagar o no parte de la deuda (no toda, pues la mayoria se paga religiosamente) fue porque, simplemente, no habia dinero para salvar a los bancos, y si hubiera habido directamente lo habrian hecho sin, por supuesto, rebajarse a preguntar al "populacho".

Asi que el referendum sirvio para dar una apariencia mayor de democracia al pais nordico, y asi de paso, crear un mito, el de la "Revolucion Islandesa", que fomenta la beneficiosa idea (para los grandes capitalistas) de que muchos ciudadanos sigan pensando que es posible mejorar la democracia dentro del capitalismo; es decir, que sigan soñando mientras la oligarquia sigue disfrutando de sus privilegios sin demasiados problemas.

Estas son las razones aportadas por La saga de Dashiell que desmienten todo lo que los medios de propaganda nos han vendido sobre la Revolucion en Islandia:

"PRIMERO: La banca islandesa no está nacionalizada. Los tres grandes bancos del país (que acabaron colapsando) fueron intervenidos, tras lo que Kaupthing y Glitnir se entregaron a sus acreedores (Que controlan el 87% del primero) y Landsbanki está pendiente de la resolución del grave conflicto del pago de la deuda de Icesave a sus clientes británicos y holandeses.

SEGUNDO: El pueblo no es quién está redactando la nueva Constitución. Islandia vivió unas elecciones para elegir a los miembros de una asamblea que tiene la potestad de aconsejar a los profesionales del derecho que van a hacerlo. Pero esa asamblea carece de poder alguno más allá del de consulta e incluso su formación se ha visto retrasada al ser declarados nulos los comicios por los que se elegía a sus miembros, unos comicios en los que solo se molestó en votar un tercio de los islandeses.

Las razones que llevaron al Tribunal Supremo islandés a tomar tal decisión son (personalmente, y esto lo digo yo, no el autor del blog islandes, si no hubieran sido estas ya habrian buscado algunas diferentes), entre otras, las siguientes:

1.- Las papeletas estaban numeradas, por lo que podría inferirse que aquellos que las manejaban tenían la posibilidad de tomar notas sobre qué ciudadano votaba a qué candidato, rompiéndose con ello el principio básico de privacidad.

2.- No se permitía doblar la papeleta.

3.- Se utilizaron cajas de cartón en vez de las clásicas urnas electorales lo que aumenta el riesgo de pucherazo (posibilidad de robo, dobles fondos, etc...)

TERCERO: Los responsables de la crisis no están encarcelados, ni Sigurdur Einarsson, ni Jón Ásgeir Jóhannesson, ni Geir Haarde, ni David Oddsson, ,ni Björgólfur Thor Björgólfsson están o han estado entre rejas como consecuencia del desastre económico sufrido en el país. Los más golpeados por la justicia de entre todos ellos fueron Hreidar Sigurdsson arrestado y puesto bajo custodia durante unos días y el ex CEO de Kaupthing (S. Einarsson) que tras haber sido incluido por interpol en sus archivos fue detenido la mañana del 9 de marzo de 2011 y liberado durante la noche del mismo día.

CUARTO: Si bien es cierto que los islandeses se han negado a pagar una parte de la deuda, en concreto el procentaje de Icesave que reclaman sus acreedores, el 9 de abril va a celebrarse un nuevo referéndum y en estos momentos las dos corrientes de opinión están muy igualadas.

Una encuesta de Gallup muestra que el 63% de los electores se inclinan por asumir el pago aunque semanas después el apoyo para esta opción se reduce hasta el 52%.

QUINTO: El resto de la deuda, la mayor parte del total, un 96%, no podía pagarse puesto que equivalía a diez veces el PIB islandés y los intereses de la misma hubiesen superado cada ejercicio los ingresos del Estado. Según el polítólogo islandés Erikur Bergmann "Simplemente, no había dinero para rescatar a los bancos: de lo contrario, el Estado los habría salvado: ¡Llegamos a pedírselo a Rusia!. Fue un accidente: no queríamos, pero tuvimos que dejarlos quebrar y ahora los políticos tratan de vender esa leyenda de que Islandia ha dado otra respuesta".

SEXTO: Los islandeses siguen asqueados de su clase política, el recorte del Estado del bienestar no cesa y la desafección con sus representantes y con el sistema ha llegado a tal nivel que en las elecciones a la alcaldía de Reykjavík en 2010 (una institución poderosísima en el país) se inclinaron por el humorista Jón Gnarr del Besti flokkurinn (El mejor partido) un hombre que había efectuado propuestas hilarantes y surrealistas.


El nuevo alcalde rompió meses después las pocas promesas que había hecho, entre ellas no subir los impuestos ni recortar los servicios públicos a los ciudadanos pero a continuación recordó a sus electores que en su programa incluía la propuesta de no respetar nada de lo que hubiese prometido durante la campaña".

Esto ultimo (y tambien es opinion mia) muestra que en realidad se sigue prefiriendo delegar el poder en cualquier otra mano a esforzarse en participar en la construcción social y en la resolucion de los problemas politicos, lo que es producto, claramente, de la domesticacion que hemos sufrido en la familia, en la escuela y a traves de los medios de comunicacion, y segun la cual nosotros tenemos que vivir la vida, dedicarnos especialmente al ocio, para gastar lo que hemos ganado trabajando, y a asumir que las cosas importantes son demasiado complicadas y que mejor las resuelvan los que saben... Es decir, todo lo contrario a la participación cotidiana desde la escuela, la fabrica o el barrio a traves de consejos sobre la que se debe basar el Socialismo, es decir, el unico camino a traves del cual se puede construir tambien la democracia (que lamentablemente, como dicen nuestros lideres y nos hacen creer, no llueve del cielo).

Asi que, aunque es genial que los islandeses hayan dicho no a la pregunta que se han dignado hacerles, eso no significa , aunque lo propagen para el regocijo de los capitalistas y sus servidores desde todos los medios de propaganda, que haya existido en el pais vikingo ninguna revolución (claro que, mucho mejor que llamemos a cualquier protesta asi, revolucion, para que sea aun mucho mas dificil que se nos pase por la cabeza hacer una revolucion de verdad, es decir, meter a los saqueadores y mafiosos politicos y economicos en las carceles y que alli produzcan algo para la colectividad por una vez en su vida, y construir una democracia donde el poder este realmente en manos de la clase trabajadora `-y cuando digo poder digo tambien recursos, medios de produccion, bancos, etc...).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?