viernes, 27 de mayo de 2011

Turquía planea expandir el Islam en Europa y reconquistar Al-Andalus

El famoso portal fundado por el polémico periodista australiano Julián Assange, Wikileaks, ha hecho públicos una serie de documentos durante los últimos meses acerca de la política seguida por Estados Unidos. Sus revelaciones eran de sobra conocidas para toda persona medianamente informada, pero seguro han sacudido a muchas personas autosatisfechas en su panfilismo e idiotismo cotidiano, debidamente dosificadas y manipuladas por los periodistas ‘progres’ europeos. Sin embargo, el portal de Assange también ha revelado otras obviedades que pueden servir de bálsamo al adormecimiento generalizado: varios países islámicos, como Turquía, se preparan para expandir la yihad o Guerra Santa en toda Europa.

De hecho, el Primer Ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, junto a su partido, Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), están planeando la manera en que los musulmanes residentes en Europa puedan ejercer su papel de quinta columna. Papel que ya en la década de 1970 fue explícitamente revelado por personalidades como Houari Boumedienne.

Uno de los medios para lograrlo es mediante la denominada Alianza de Civilizaciones, de la que Erdogan ha sido siempre muy partidario, que se aplique en forma de «tolerancia multicultural». Dicha tolerancia consiste en que sólo se sancionaría a quienes critiquen al Islam, pero no a los musulmanes que critiquen a Europa y Estados Unidos por sus raíces cristianas.

Un nuevo Califato

El caso turco es especial, pues hasta la revolución de Mustafa Kemal Ataturk en 1923, Turquía era el Imperio Otomano, el último califato islámico que planeaba expandir la yihad tal y como dejó escrito el Profeta Mahoma. Incluso, como revela Wikileaks, el partido de Erdogan apela al mitificado Al Andalus español, pero también a la venganza de la Batalla de Turquía que tuvo lugar en 1683 a las puertas de Viena en la segunda ocasión en que fue sitiada por los turcos, y liberada por una fuerza combinada de alemanes, polacos y austríacos.


Pero para ello, un objetivo es fundamental: garantizar el ingreso de Turquía en la Unión Europea. Eso le permitiría al país fundado por Ataturk volver a la senda del califato y convertirse en punta de lanza de la yihad.

minutodigital.com

1 comentario:

  1. LAS RAICES CRISTIANAS DE EUROPA LAICA: En las provincias greco romanas, el cristianismo se inició como un movimiento laico: La Epístola apócrifa de los Hechos de Felipe, expone al cristianismo como continuación de la educación en los valores de la paideía griega, que tenía como propósito educar a la juventud en la virtud (desarrollo de la espiritualidad) y la sabiduría (cuidado de la verdad), mediante la práctica continua de ejercicios espirituales (cultivo de sí), a efecto de prevenir y curar las enfermedades del alma. El educador utilizando el discurso filosófico, más que informar trataba de inducir transformaciones buenas y convenientes para si mismo y la sociedad, motivando a los jóvenes a practicar las virtudes opuestas a los defectos encontrados en el fondo del alma, a efecto de adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos). El apóstol Felipe introdujo en los ejercicios espirituales la paideia de Cristo a fin de alcanzar la trascendencia humana (patente en Cristo) y la sociedad perfecta (Reino de Dios). A partir de entonces, los pueblos helénicos tomando a Cristo como ejemplo de lo que es la trascendencia humana, lo siguieron no como Dios, sino como hombre, a fin de alcanzar los fines de la paideia (la supra humanidad); por ello lucharon por helenizar el cristianismo estructurando la fe conforme a la razón. Tarea a la que se avocaron: San Basilio, San Gregorio, San Agustín y San Clemente de Alejandría (utilizando el pensamiento de los filósofos greco romanos: Aristóteles, Cicerón, Diógenes, Isócrates, Platón, Séneca, Sócrates, Marco Aurelio,,,),. Lo cual propició el choque entre culturas ante la oposición radical e intransigente de los príncipes de la sinagoga al uso de la razón en cuestiones sagradas tendente a evitar que se criticara el profetismo judío y se helenizara el cristianismo para mantenerlo sujeto a la Sinagoga. Desde entonces el talón de Aquiles de la doctrina de la Iglesia ha sido el profetismo judío y el fideísmo bíblico, al abrogar la enseñanza sobre el uso de la razón en cuestiones de fe que Cristo había revelado metafóricamente al ciego de nacimiento (Jn IX, 39), para hacer un juicio justo de nuestras creencias a fin de encontrar la verdad que nos liberara de las falsas certezas de la fe que nos mantienen ciegos__ Provocando en los pueblos cristianos la estulticia generalizada y la entronización del oscurantismo, al olvidar las raíces helenistas de nuestra cultura; lo cual ha convertido las Iglesias en sinagogas, los sacerdotes en rabinos, los cristianos en siervos del gobierno mundial judío, y el judeo cristianismo en religión basura. Así el movimiento cristiano dejó de ser laico y dejó de perseguir los fines últimos de la educación en la paideía; y por ello, no hemos alcanzado la sociedad perfecta ni la trascendencia humana. P Hadot: Ejercicios Espirituales y Filosofía Antigua. Ed. Siruela. http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD

    ResponderEliminar

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?