sábado, 25 de junio de 2011

Antenas camufladas: Peligro al acecho




Apoyamos todo desarrollo tecnológico que contribuya a un mundo mejor, siempre y cuando respete la naturaleza y la SALUD, hecho que NO CUMPLE BAJO NINGÚN CONCEPTO LA ACTUAL TECNOLOGÍA DE TELEFONÍA E INTERNET INALÁMBRICA así como las radiaciones electromagnéticas emitidas por estos dispositivos incluidas las torres de alta tensión, los microondas domésticos y las antenas camufladas. Algunos valientes científicos e investigadores NO VENDIDOS POR UNAS MONEDAS así lo han demostrado y denunciado.

Lo más tenebroso si cabe, es, que las empresas del sector, con la complicidad de los corruptos políticos como casi siempre, nos están colocando antenas totalmente camufladas por doquier para que no las detectemos visualmente. ¿Cree que esto es exagerado? Siga leyendo si tiene valor.


ANTENAS CAMUFLADAS
ADIVINE CUÁL ES LA VERDADERA PALMERA: AQUÍ.

El tercer vídeo demuestra la instalación de una antena camuflada denunciada por los vecinos del pueblecito de Güimar en Tenerife. A continuación tienen un enlace a una de la muchas empresas en las que Vd. puede comprar una estación base camuflada en una palmera o en un pino Venta de antenas camufladas. Vd. quizás tenga una antena camuflada muy cerca de su familia y no sea consciente de ello.

Puede que Vd. prefiera mirar para otro lado e ignorar esta cruda realidad, en ese caso ¿también lo hará cuando quizás su hijo desarrolle una leucemia o un cáncer cerebral y ningún médico le explique por qué?

La humanidad hemos de tener MUY CLARO que mientras no cambiemos de raíz todas las leyes actuales así como el criminal sistema democrático que se sustenta sobre ellas y sus ineptos y parásitos mandatarios, la población entera estaremos avocados a una existencia calamitosa y seremos cómplices de la condena futura de nuestro hijos.


PARTE I




Las radiaciones electromagnéticas que generan los cables de alta tensión y las estaciones, subestaciones y centros de transformación eléctricas así como las microondas emitidas por las antenas de telefonía, radio y televisión, los teléfonos móviles, los inalámbricos, los Wi-Fi, los radares y numerosos aparatos domésticos -como los ordenadores, los televisores y otros- pueden interferir en el ADN celular y por tanto en el correcto funcionamiento del organismo perjudicando gravemente la salud. Obviamente no todos en la misma proporción. Son ya numerosos los trabajos científicos que lo demuestran. Entre ellos un documentando informe que constata que la exposición continua a las radiaciones electromagnéticas puede provocar trastornos neurológicos (irritabilidad, cefalea, astenia, hipotonía, síndrome de hiperexcitabilidad, somnolencia, alteraciones sensoriales, temblores y mareos), mentales (alteraciones del humor y del carácter, depresiones y tendencias suicidas), cardiopulmonares (alteraciones de la frecuencia cardiaca, modificaciones de la tensión arterial y alteraciones vasculares periféricas), reproductivos (alteraciones del ciclo menstrual, abortos, infertilidad y disminución de la libido sexual), dermatológicos (dermatitis inespecíficas y alergias cutáneas), hormonales (alteraciones en el ritmo y niveles de la melatonina, substancias neurosecretoras y hormonas sexuales) e inmunológicos (alteraciones del sistema de inmunovigilancia antiinfecciosa y antitumoral) además de incrementar el riesgo de cáncer, especialmente leucemias agudas y tumores en el sistema nervioso central en niños. Es más, hoy se sabe que el impacto de las ondas electromagnéticas es acumulativo y que el riesgo de padecer cáncer se multiplica por 3,29 entre quienes viven o trabajan a menos de 400 metros de una antena.
Cabe agregar que no existe en el mundo un sólo científico que no haya puesto su conciencia en alquiler o venta que niegue ya la potencial peligrosidad de las radiaciones electromagnéticas. EL CONSENSO SOBRE SU PELIGROSIDAD ES UNÁNIME. Lo único que se discute es si hay niveles de radiación admisibles y si existe un punto a partir del cual se pone ya en riesgo la salud de los seres vivos. Y en ese sentido hay que decir que es ABSOLUTAMENTE FALSO que la comunidad internacional esté de acuerdo unánimemente en que por debajo de las 100 microteslas de radiación no riesgo para la salud.
Por otra parte es intolerable que sea cada persona afectada por radiaciones electromagnéticas la que tenga que demostrar su peligrosidad. Deberían ser las empresas eléctricas y de Telefonía las que DEMUESTREN CIENTÍFICAMENTE que las radiaciones electromagnéticas son INOCUAS. Algo que no han podido demostrar jamás en ningún lugar del mundo. En cambio la influencia negativa de las radiaciones electromagnéticas en los organismos vivos SÍ está científicamente constatada.
Va siendo hora pues de que nuestras autoridades políticas y sanitarias, los jueces, las organizaciones de consumidores, los medios de comunicación y las empresas afectadas asuman sus obligaciones y responsabilidades. Nos estamos jugando mucho y no es aceptable que se siga engañando a la población.



PARTE II - El médico tras ver la analítica de un paciente que vive al lado de una antena le pregunta si trabaja en una central nuclear:



Denuncia de los vecinos del barrio de la Calera en Vallegra.


PARTE III - Antena de telefonía camuflada en GUIMAR (Tenerife):



En el municipio de Güímar (Tenerife)se ha instalado una serie de antenas de telefonía movil ilegales ya que ni el plan general de ordenación urbana del municipio lo permite en casco urbano, ni la actividad tiene licencia municipal. Esto está afectando a la salud de los vecinos que han iniciado un movimiento de denuncia para que las autoridades competentes actúen y se desmantelen y eliminen todas las antenas que, a saber, son tres y afectan a todo el pueblo. Este es un video en el que podemos ver sus reivindicaciones. Animo, estáis dando ejemplo al resto.


Fuente: DESPERTARES

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?