jueves, 23 de junio de 2011

El alcalde de Mollet rectifica y se sube el sueldo 'sólo' un 10%

Más de cien indignados protestan en el Pleno por el incremento. El alcalde, del PSC, que quería aumentarse el salario un 32%, abandona el Ayuntamiento escoltado por la policía.

Mollet del Vallès aprueba hoy subir el sueldo de su alcalde el 32%





El pleno municipal de Mollet del Vallès ha aprobado hoy el Acuerdo Institucional, que contempla los nuevos sueldos de los concejales electos. Según el texto, el salario del alcalde, el socialista Josep Monràs, aumentará un 10%, pasando de los 59.150 euros anuales a los 65.000 euros. Los concejales del gobierno también verán incrementada su nómina un 7% y cobrarán 53.400 euros los concejales-coordinadores y 45.000 el resto de ediles con dedicación exclusiva. La propuesta se ha aprobado con los votos del PSC y CiU, mientras que ERC y PP se han abstenido e ICV-EuiA ha votado en contra.

Con la aprobación, Monràs ha rectificado su intención de subirse el sueldo de 59.000 euros a 78.000, lo que representaba un aumento del 33%. La modificación ha sido anunciada por el propio alcalde esta mañana y justo cuando su subida salarial había sido publicada en El PAIS. Esta es la remuneración que constaba en el anterior mandato, aunque luego se vio reducida en un 10% por las medidas de austeridad adoptadas para hacer frente a la crisis.

Pese a ello, la sala de plenos de Mollet se ha llenado completamente con los cerca de 150 personas que han seguido la sesión, que se ha desarrollado bajo una constante tensión entre el gobierno municipal, CiU y PP contra los grupos ecosocialistas y de ERC. Una veintena de indignados han seguido el transcurso del pleno y han mostrado unas pancartas donde se podía leer ‘Vuestro sueldo lo negocia el pueblo’. El alcalde Josep Monràs ha salido del ayuntamiento escoltado por la policía municipal y ha sido increpado por los concentrados. Una hora antes del pleno, un grupo de más de un centenar de indignados ya se habían concentrado a las puertas del ayuntamiento. Los concentrados han leído un manifiesto en que califican de “vergüenza” y “burla a las medidas de austeridad” la subida de sueldo de los cargos públicos. Al final del pleno, los indignados se han colocado formando un pasillo, esperando la salida de los concejales del consistorio.

El pasado lunes, los grupos municipales habían acordado la subida de sueldo del alcalde y una asignación de 18.000 euros para cada uno de los portavoces de los grupos de la oposición. PSC, CiU y PP habían mostrado su intención de votar a favor, ERC de abstenerse e Iniciativa era la única formación que pensaba oponerse al acuerdo. Antes de la celebración del Pleno, Monràs ha apuntado que con la modificación se congelará el sueldo de todo el gobierno municipal durante 2011, pero ha dejado la puerta abierta a revisar las nóminas de los cargos electos el año próximo. “Los presupuestos decidirán”, dijo.

En su defensa, Monràs ha insistido que la propuesta de 78.000 euros estaba dentro de las recomendaciones de sueldos de cargos electos que marca la Federación de Municipios. También ha recordado que en los últimos años no ha cobrado del municipio, sino de la Diputación de Barcelona, en la que ocupaba la cartera de Deportes por la que percibía 98.000 euros anuales, reducidos hace dos años a 83.000 por el plan de austeridad. Los resultados en las últimas elecciones municipales, en las que la Diputación pasó a manos de CiU y el PP, han dejado a Monràs sin su cargo en la Diputación, por lo que el pacto del pasado lunes aseguraba al alcalde mantener casi intactos sus ingresos.

El sueldo que pretendía fijarse el alcalde de Mollet, una ciudad de 52.500 habitantes, superaba al de alcaldes de capital de provincia. Josep Fèlix Ballesteros (PSC) cobrará en Tarragona 64.000 euros y Ángel Ros (también del PSC) ingresará 70.000 euros. Girona todavía no ha anunciado las cifras porque el Ayuntamiento se constituirá el 1 de julio, pero el sueldo de la actual alcaldesa en funciones, Anna Pagans, es de 58.400 euros. Monràs afirmó ayer a El PAIS que el sueldo que iba a tener "es el que toca" y se justificó alegando que se trata de retribuciones que ya incluyen todo tipo de dietas y complementos. Monràs defendió la "transparencia" de su Consistorio y criticó la "hipocresía de los cargos locales" por aprobar sueldos inferiores pero no hacer pública la cifra que suponen estos complementos salariales.

El portavoz de ERC en Mollet, Oriol López, aseguró ayer que el incremento salarial "no está justificado", pero que habían decidido abstenerse porque el sueldo del alcalde forma parte de la ordenanza que establece las retribuciones a todos los grupos municipales. ICV-EUiA se mostró más crítica con este incremento en plena crisis y rechazó el intento de Monràs de "equiparar el sueldo al de la Diputación", afirmó la portavoz ecosocialista local, Noemí Fernández, que instó al alcalde a dar ejemplo y mantener el sueldo de 2007.

Fuente: politica.elpais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?