lunes, 6 de junio de 2011

Lorca revive sus peores recuerdos con un nuevo temblor de dos grados

La capital del Valle del Guadalentín sufre otro terremoto que no causa ningún daño material.




Imagen de los destrozos que causaron los terremotos del pasado 11 de mayo acaecidos en la ciudad de Lorca - Foto: Tito Bernal



Lorca- Cuando el reloj marcaba las 14:10 horas de ayer todas las alarmas emocionales de los ciudadanos de Lorca se activaron al percibir un temblor bajo sus pies. El recuerdo está todavía muy latente y el miedo es un sentimiento tan libre como normal en estos casos. La Ciudad del Sol volvió ayer a sufrir un terremoto. En esta ocasión, la intensidad fue de dos grados en la Escala de Richter y su duración muy escasa. El epicentro se situó a siete kilómetros al sureste de la localidad y también se notó de forma notoria en el municipio de Totana.

La versión de los vecinos se dividía entre los que percibieron el temblor de tierra y los que no lo hicieron. Los primeros aseguraron que se pusieron nerviosos aunque no tanto como la vez anterior porque la intensidad fue mucho menor. Por su parte, los segundos se enteraron de la noticia por familiares y conocidos y encajaron la noticia con tranquilidad aunque temiendo nuevas réplicas. Según fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias y el número de teléfono 112, recibieron llamadas de apoyo procedentes de los barrios de Los Ángeles y San Diego. Este último, fue uno de los más dañados por los dos seísmos que azotaron la ciudad el pasado 11 de mayo y sus vecinos temieron ayer que el futuro fuera caprichoso y volviera a sembrar el caos en menos de un mes de que se produjera la catástrofe. Los aspectos donde residen las claves para que el movimiento sísmico de ayer resultara mucho menos pernicioso que el acontecido el pasado 11 de mayo son dos de manera fundamental. De una parte, la intensidad del temblor que ayer fue de dos grados, mientras que el día del desastre alcanzó los 5,2 grados. De otra parte, se encuentra que el epicentro del movimiento se situó ayer más equidistante de la superficie terrestre y del núcleo de la ciudad, siete kilómetros concretamente. En el lado opuesto, el 11 de mayo el temblor se originó a escasos kilómetros del centro de Lorca, lo que propició que su devastación fuera mucho mayor.

Con el dolor en la retina

No obstante, los efectos del par de terremotos que produjeron nueve víctimas mortales el mes pasado todavía se hacen muy patentes dentro de la Ciudad del Sol y sus habitantes pasan el día a día intentando digerir una catástrofe que, para quien más, quien menos, resultó un recuerdo que no podrá arrancar de su mente en toda su vida. La réplica de ayer revivió viejos fantasmas dentro de los lorquinos, pero también es cierto que su intensidad fue de las menores que ha registrado el Instituto Geográfico Nacional desde que se produjo la tragedia en mayo.

En la actualidad, Lorca avanza a marchas forzadas por recuperar una normalidad que se hace necesaria para que todos recobren la dinámica que imperaba en sus vidas antes de que el temblor de la tierra quebrara para siempre su devenir habitual. Poco a poco, los lorquinos trabajan de forma denostada porque sus vidas no se vean truncadas por los temblores del 11 de mayo.

De forma paralela a la recuperación humana, se espera que en los próximos diez o 15 días se desalojen por completo los campamentos de damnificados, se está llevando a cabo la material en una doble vertiente. Por una parte, los comercios abren sus puertas en búsqueda de negocio y de encontrar un respiro económico. Por otra parte, la recuperación del patrimonio histórico y artístico de la ciudad es un gran caballo de batallo en el que se encuentran colaborando codo con codo tanto administraciones públicas como privadas: La Comunidad, la Generalitat Valenciana, Cajamurcia, Caja Mediterráneo, el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura y el equipo de fútbol Real Madrid son algunos ejemplos de entidades que han puesto en marcha iniciativas para recuperar la belleza patrimonial de Lorca.

Por fortuna, las ayudas no fueron flor de un día y se prolongan en el tiempo sin que se atisbe su fin. De esta manera, ayer se conocía que Caja de Extremadura se ofrecía a la sociedad civil para colaborar en un proyecto de solidaridad con los afectados por el terremoto de Lorca. El principal objetivo que persigue la entidad es acompañar y favorecer el desarrollo de acciones promovidas por colectivos y entidades de la sociedad civil extremeña. Asimismo, el pueblo zamorano de Puebla de Sanabria celebró ayer una marcha solidaria a favor de Lorca y con la que lograron recaudar miles de euros para apoyar a los lorquinos.


Sede de más de cien directivos

- La Consejería de Universidades,
Empresa e Investigación organizará el próximo mes de octubre la XI Asamblea General de la Asociación de Agencias de Desarrollo Regional (ADR) de España y el primer Encuentro Iberoamericano de ADR, que se celebrará en Lorca y congregará a más de cien directivos de las agencias de España, Portugal e Iberoamérica. Esta iniciativa, gestionada por la Consejería a través del Instituto de Fomento (Info) tiene como objetivo impulsar la celebración de eventos en la Ciudad del Sol para promover la normalización de la actividad empresarial y comercial del municipio tras los seísmos sufridos el pasado mes. Éste es precisamente uno de los puntos acordados por la mesa de normalización convocada a tal efecto y suscrita por la Comunidad, Lorca y Ceclor entre otros.


Fuente: La Razón

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?