jueves, 23 de junio de 2011

¿A quién hacemos caso: al fondo monetario? ¿O a la ONU?




Las políticas de austeridad como las llevadas a cabo en España y Grecia amenazan el empleo y ponen en peligro la recuperación económica, se lee en el informe mensual de Naciones Unidas sobre la situación social en el mundo, divulgado el miércoles 22 de junio de 2011.

“Las medidas de austeridad adoptadas por ciertos países como Grecia y España, frente a un excesivo endeudamiento público, no solamente amenazan el empleo en el sector público y los gastos sociales, sino también convierten en más frágil e incierta la recuperación económica”, se explica en el citado informe del departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU.
“Los gobiernos deben reaccionar con prudencia a las presiones en favor de la consolidación presupuestaria y de la adopción de medidas de austeridad, si no quieren arriesgarse a que se interrumpa la recuperación de su economía”, prosigue el documento.

Este problema no afecta únicamente a las economías avanzadas, dicen los economistas de la ONU, que advierten que “varios países en desarrollo, especialmente los que se benefician de programas del FMI, también padecen presiones para reducir sus gastos públicos y adoptar medidas de austeridad”.
“Es esencial que los gobiernos tomen en cuenta las consecuencias sociales probables de sus políticas económicas” sobre alimentación, la salud y la educación, para no penalizar el crecimiento económico a largo plazo, insiste la ONU.
Resumiendo. Cuando la ONU dice que se autoriza la creación de un pasillo aéreo sobre Libia para evitar que Gadafi descargue desde el aire su armamento contra la población, Zapatero no sólo lo aplaude, sino que quiere participar “hasta el final”, ovacionando a la OTAN, cuyos bombarderos se saltan el pasillo, se pasan tres pueblos, asesinan a más de dos mil ciudadanos y prometen continuar en esa vía.
Pero cuando la ONU declara que hay que crear un pasillo urbano, para evitar que la ciudadanía de países como Grecia o España caiga por hambre, desempleo, recortes sociales y desalojo de su vivienda, Zapatero y Rajoy se ponen de acuerdo para aprobar más leyes restrictivas, aunque la población huya o tenga que delinquir para poder subsistir.

Cielos, qué democracia más curiosa.

Fuente: El blog de Carlos Tena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?