lunes, 27 de junio de 2011

Revisan el estado de salud de los habitantes de Fukushima

Nota, Alba-CM: Ésta es la Noticia Oficial, la que ya aceptan todos los medios, pero nosotr@s sabemos cómo están las cosas... Si pongo lo que pienso, me vuelven a invitar muy amablemente a que retire esa noticia que he escrito. Y lo dejo así, que es mejor.




En la prefectura nipona de Fukushima se ha iniciado un chequeo médico generalizado dentro del programa de seguimiento del estado de salud de la población afectada por la crisis nuclear causada por la central averiada tras el terremoto del 11 de marzo.

Los primeros diez pacientes llegaron el lunes al Instituto de Medicina Radiactiva situado en la ciudad de Chiba, en el noreste de la isla de Honshu. Los especialistas les tomarán muestras para averiguar si han estado expuestos a contaminación radiactiva interna tras consumir alimentos o agua contaminados. Asimismo, se determinará el nivel de la exposición radiactiva externa que podrían haber recibido tras el accidente de la planta Fukushima-1.

Está planeado que el programa de investigación de las consecuencias de la crisis nuclear dure 30 años. Las revisiones médicas serán un procedimiento regular. Se espera que los médicos revisen el estado de salud de cerca de 2 millones de habitantes de la prefectura de Fukushima.

Después del accidente de la central nuclear las autoridades evacuaron a la población de un radio de 30 kilómetros alrededor de la planta. Tras la tragedia, unas 200.000 personas de la región han pasado un chequeo médico por iniciativa propia sin que se haya revelado un exceso de la exposición radiactiva en ninguno de los casos.

Las autoridades de Japón han creado un fondo de 1.300 millones de dólares destinado al seguimiento de la salud de la población de Fukushima. La parte principal de la suma la aportará el Gobierno nipón, mientras que unos 330 millones de dólares provendrán de TEPCO, la compañía operadora de la central siniestrada.

Mientras tanto, un 70% de los japoneses se manifiesta contrario a la reanudación del funcionamiento de las plantas atómicas que actualmente están fuera de servicio por revisión técnica, según una encuesta realizada por el diario Nikkei.

Actualmente 36 de los 54 reactores nipones están fuera de funcionamiento. Han sido detenidos a causa del terremoto o para ser revisados por especialistas. El cierre de todas las centrales nucleares podría provocar una crisis energética en Japón, ya que antes del terremoto alrededor del 30% de la energía procedía de plantas atómicas.


Fuente: RT ACTUALIDAD

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?