jueves, 30 de junio de 2011

Se fue Mubarak y la rebelión en Egipto no cesa. Más de mil heridos durante las protestas




Cinco meses después de la salida de Hosni Mubarak del poder, las autoridades egipcias parecen estar teniendo problemas para mantener el orden ciudadano, al punto que en El Cairo se han reeditado las protestas en el centro de la ciudad incluso con más intensidad que a principios del año.

Este miércoles la policía lanzó gases lacrimógenos para dispersar a la multitud que les lanzaba piedras en una de las manifestaciones que algunos han calificado como las más violentas de cuantas se han dado en la famosa Plaza Tahrir, símbolo de la insurrección popular que forzó a Mubarak a dejar el poder-
El Ministerio de Salud informó a la agencia oficial de noticias Mena que 1.036 personas resultaron heridas, entre ellos 40 policías.

Estos últimos choques entre manifestantes y policías se produjeron luego de familiares de algunos de los cerca de 850 fallecidos durante las movilizaciones de enero y febrero realizaran un evento para exigir la solución de esas muertes.
Según la versión oficial, aparentemente otro grupo de familiares se quejó que faltaron algunos nombres en la ceremonia, lo que desató una pelea entre los asistentes, que eventualmente forzó la actuación de la policía.
“Las familias de los mártires fueron atacados y muchos de ellos fueron arrestados y cuando exigieron la liberación de los jóvenes arrestados, todo se desencadenó y empezó la violencia“, dijo Mazzly Hussein, una joven que participó en las movilizaciones contra Mubarak.

Todo tiene el inconfundible aroma de la transición española: de una tiranía a un régimen dictatorial light, sólo que Mubarak tuvo que abandonar, Franco murió en la cama, y hoy sigue siendo el ídolo del Borbón, su familia y la Academia de Historia.




Por: Carlos Tena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?