domingo, 24 de julio de 2011

China acorrala a India

Mientras la secretaria de Estado Hillary Clinton visitaba esta semana la India, los lazos de USA con Pakistán tomaban un nuevo giro con la decisión del Departamento de Justicia de USA de presentar cargos contra 2 hombres por estar, supuestamente, en la nómina de los servicios de inteligencia paquistaní para gozo de Beijing.




Mientras la secretaria de Estado Hillary Clinton visitaba esta semana la India, los lazos de USA con Pakistán tomaban un nuevo giro con la decisión del Departamento de Justicia de USA de presentar cargos contra 2 hombres por estar, supuestamente, en la nómina de los servicios de inteligencia paquistaní. Nos lo cuenta Stewart Watters de The Diplomat.

Los últimos meses han sido un tanto tumultuosos para las relaciones entre USA y Pakistán tras el reciente freno de Washington a la ayuda militar por unos US$ 800 millones en ayuda militar. Y, como Pakistán busca apoyo en otras partes, parece inevitable que China despliegue sus alas para sacar provecho. Todo esto plantea la cuestión de cómo los anfitriones de Clinton harán frente a la alianza entre China y Pakistán en un momento en que Nepal, Birmania, Bangladesh y Sri Lanka están ya siendo poco a poco atraídos a la órbita de China.

Pero volviendo por unos momentos a la decisión de USA por un momento, ¿fue un error estratégico empujar a Pakistán hacia China con el anuncio de la suspensión de la ayuda económica-militar? Desde una perspectiva de política interna, con USA envuelta en una batalla partidista por el presupuesto y sus límites al endeudamiento, el gobierno de Obama podría haber manejado pocas opciones alternativas -los contribuyentes de USA son reacios a seguir enviando grandes sumas de dinero a un gobierno que ha demostrado ser ineficaz -en el mejor de los casos- o cómplice -en el peor- de los males que someten a USA en el exterior (llámese terrorismo y sus gastos asociados).

Que Osama bin Laden haya podido encontrar refugio en territorio paquistaní fue quizás el golpe final. Sin embargo, los militares de Pakistán, sin duda, ven en la suspensión de la ayuda una afrenta en un momento en el que están luchando batallas sangrientas en Waziristán en lo que muchos de ellos perciben es una "guerra de USA".

China, sin que las mismas presiones internas (o limitaciones económicas, se podría añadir) que USA enfrenta en este momento, es capaz de ofrecerle a Pakistán el hombro que necesita para llorar. Y si le puede dar una mano, pues mejor. Como bien señaló el primer ministro paquistaní recientemente, China es un 'amigo todo terreno". Si bien no añadió “a diferencia de los americanos”, esto estaba evidentemente implícito.

Por supuesto que las actuales tensiones entre USA y Pakistán no son lo que llevó a Pakistán cada vez más cerca de China. Como bien señaló The Financial Times recientemente, ha existido numerosos esfuerzos por parte de China por profundizar sus relaciones con Pakistán en el ámbito militar y político: desde la construcción de represas en sistemas fluviales sensibles, a la construcción china del puerto del Mar de Arabia en Gwadar, al aumento en las ventas de hardware militar para Pakistán y (tal vez lo más sensible para la India) la supuesta presencia de tropas chinas estacionadas a lo largo de la línea fronteriza de Cachemira.

Todo esto tiene importantes implicaciones para el futuro de las relaciones de USA y Pakistán, ya que una Pakistán menos dependiente de USA debe poner a la India muy nerviosa.

China es por estos días un claro rival de la India en términos de influencia en Nepal, donde ha construido grandes autopistas y carreteras desde el Tíbet, y está en proceso de ampliación de su red ferroviaria a Katmandú. Lo mismo puede decirse respecto de Bangladesh, donde China está ayudando en el desarrollo de un puerto de aguas profundas en Chittagong. En Sri Lanka, el otro patio trasero de India, China es ahora el más grande donante de ayuda del país, y está ayudando a construir una nueva terminal en el puerto de Hambantota. Y, mientras Occidente ha venido ejercido presión sobre la India para que sea más firme frente a la junta militar de Birmania, China ha disfrutado allí de rienda suelta.

India puede estar acercándose cada vez más a USA, pero no puede ser agradable observarse a sí misma lentamente cercada por China. Y mientras USA puede tratar de mejorar sus relaciones con la India, se enfrenta a sus propias limitaciones económicas y militares para poder influir en los acontecimientos del sur de Asia.

India representa en la actualidad el 9% de las compras mundiales de armas, y ha aumentado su presupuesto de defensa en torno al 11% año tras año. Una tendencia que una Nueva Delhi preocupada probablemente continúe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?