domingo, 24 de julio de 2011

Concluye reunión en la Casa Blanca

Obama convocó una reunión este sábado para retomar las negociaciones para subir el límite de deuda de EU.


Obama esperaba sacar una resolución final para aumentar el tope de endeudamiento autorizado por el Congreso.



Washington - El presidente de EU, Barack Obama, se reunió hoy en la Casa Blanca con los principales líderes demócratas y republicanos del Congreso para insistir en la búsqueda de un plan fiscal que conjure la suspensión de pagos del país el próximo 2 de agosto.

La reunión que comenzó poco después de las 11:00 hora local de la costa este concluyó oficialmente a las 11:58, según informó la Casa Blanca, de momento, sin una declaración pública.

Obama convocó una reunión este sábado para retomar las negociaciones para subir el límite de deuda de EU, después de que el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, dejara las conversaciones el viernes por la tarde porque, según dijo, no pudo "conectar" con el presidente para lograr una solución.

Antes de que comenzara el encuentro, la Casa Blanca permitió a un grupo de reporteros entrar brevemente al "Cabinet Room", donde celebró el encuentro, que originalmente estaba previsto que fuera en el Despacho Oval, aunque a última hora fue trasladado a la sala donde Obama suele reunirse con su Gabinete.

El mandatario estaba flanqueado por Boehner a su derecha y el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, quienes no hicieron ninguna declaración previa.

En frente, mirando hacia la rosaleda de la Casa Blanca se sentó el vicepresidente, Joe Biden, junto con la líder de la minoría demócrata en la Cámara de los Representantes, Nancy Pelosi, a su izquierda, y el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, a su derecha.

Aunque vestidos de manera más informal y sin corbata, el lenguaje corporal revelaba tensión entre los asistentes a la reunión de la que Obama esperaba sacar una resolución final para aumentar el tope de endeudamiento autorizado por el Congreso, situado en 14.29 billones de dólares.

De no haber un acuerdo antes del 2 de agosto, según el Departamento del Tesoro de EU, en esa fecha el Gobierno federal se quedaría sin fondos para hacer frente a todas sus obligaciones y debería declararse, parcialmente, en suspensión de pagos.

Fuente: por la libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?