viernes, 15 de julio de 2011

Documentos desclasificados: La CIA se financia con dinero de la droga


La CIA acudía al narcotráfico para llenar sus arcas y realizar sus operaciones clandestinas, según apuntan unos documentos con sello federal estadounidense que fueron desclasificados, informa el sitio web de Russia Today.

La historia de las relaciones entre la Agencia Central de Inteligencia estadounidense y el narcotráfico comenzó en los años 70 y tuvo su punto culminante en los 90. Más de 8.000 documentos del Gobierno federal desclasificados por el Acta de Información Pública revelan los detalles de estos controvertidos vínculos. Informes de la década de los 80 muestran que para contrarrestar la presencia militar soviética en Afganistán, USA gastó más de US$ 2.000 millones en el financiamiento de la resistencia afgana a través de los cárteles de drogas. Los mismos documentos indican que la CIA también estuvo involucrada con narcotraficantes latinoamericanos.

"En el escenario estadounidense, el dinero de la droga provenía desde el Cono Sur y se convertía en dinero legítimo en Wall Street. En el escenario latinoamericano, este mismo dinero, una vez blanqueado, volvía a la región en forma de fondos para el paramilitarismo", explica el exagente federal Michael Ruppert.

Adicionalmente, la desestabilización de los gobiernos y revoluciones en América Latina no eran los únicos objetivos de la inteligencia estadounidense: también eran víctimas de la CIA los movimientos sociales dentro de USA. La agencia buscaba desacreditar a los líderes que luchaban por los derechos civiles con el fin de prevenir transformaciones en el contexto ideológico, la integración racial, la justicia y otros ámbitos.

"El Gobierno quería que nosotros actuáramos como mercenarios en contra de nuestras comunidades. Nos utilizaron como matones para intimidar a los radicales o a todos los que se oponían al Gobierno federal", recuerda el imán Abdul Alim Musa.

En su momento, los presidentes Ronald Reagan y George Bush padre promovieron la doctrina de la 'Lucha contra las Drogas', pero según los expertos este criterio ha causado más problemas que soluciones.

Según opina Bruce Bagley, experto en asuntos latinoamericanos de la Universidad de Miami, la mayor parte de la lucha contra las drogas es parte de una estrategia fallida; en lugar de disminuir el narcotráfico, este aumentó. En países como Colombia y México la violencia entre los cárteles causa miles de muertes cada año; y en EE. UU. el número de adictos a las drogas aumentó. Además, el lavado de dinero ha dejado una huella de corrupción y fondos de dudosa procedencia por todas partes.

Por otra parte, los investigadores del tema señalan que hoy en día las sofisticadas operaciones financieras para ocultar las divisas fruto del lavado de dinero son un fenómeno constante. Estos procedimientos se valen de herramientas tecnológicas como internet para enviar fondos de una cuenta a otra sin controles estrictos, asegurando de esta forma la impunidad.

La Comisión de Juristas para la publicación de informes sobre el narcotráfico estima que anualmente en USA se lavan más de US$ 100.000 millones procedentes de las drogas. La documentación también sugiere que una buena parte de la élite económica, tanto en Latinoamérica como en USA, continúa beneficiándose del negocio de las drogas.





El legado de Gary Webb

La historia de las relaciones entre la agencia central de inteligencia de USA y el narcotráfico fue develada inicialmente por un periodista llamado Gary Webb.

Webb fue un periodista estadounidense que evidenció conexiones de la CIA en el mundo de la droga, revelando al mundo cómo los barrios negros del país fueron inundados de crack en medio de un tráfico destinado a abastecer de dinero y armas a la CIA. También denunció a Luis Posada Carriles y a sus cómplices cubanoamericanos involucrados en este criminal negocio. Todo esto está condensado en su libro Dark Alliance: The Book.

Webb era un periodista que se ganó dos veces el Premio Pulitzer. El más sonado lo recibió por una serie de reportajes sobre el tráfico de drogas de Colombia y cómo ese negocio fue usado por la CIA para financiar a la antigua Contrarrevolución que combatía contra el gobierno del FSLN en la década de los años 80.

La serie de reportajes que luego publicó como libro, se tituló: "Dark Alliance" (Alianza oscura), y apareció en agosto de 1996 en el diario San José Mercury News. Webb hizo esos trabajos con abundantes entrevistas a narcotraficantes hoy detenidos en USA (entre ellos uno a quien llaman Ricky Ross, uno de los más grandes narcos de la costa oeste del país del norte) y con agentes de la DEA que en los años 80 estuvieron destacados en Centroamérica.

El 10 de diciembre del 2004, fue encontrado muerto en su domicilio con dos proyectiles de revólver calibre 38. A pesar de que los dos tiros fatales que habían entrado a través de la parte posterior de su cabeza era inusual, la policía determinó que fue suicidio. Hasta la fecha hay indicios de que se trató de un asesinato.

En consonancia con su relato, el documental Cocaine Cowboys (2006), disponible en Internet, cuenta la historia de los primeros embarques de marihuana y cocaína que recibían de Colombia los cárteles de drogas cuando recién comenzaron a poner sus manos sobre USA.

El documental termina con un final abierto y la pregunta de a dónde fue a parar todo el dinero amasado por los narcos durante los 70's y los 80's.


Fuente: Mundo con mis Ojos || Urgente24

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?