viernes, 15 de julio de 2011

El Senado italiano aprueba su plan de recortes y reformas neoliberales de 79.000 millones de euros


Las medidas, ampliadas ante la presión de los mercados, esto es, de la oligarquía financiera internacional, incluyen el copago sanitario y la congelación de las pensiones.



El Senado italiano aprobó este jueves el plan de ajuste cuatrienal elaborado por el Gobierno, que prevé un recorte de 79.000 millones de euros y que ahora pasa a la Cámara de Diputados, donde será sometido mañana, viernes, a votación.

El plan de austeridad, aprobado en Consejo de Ministros el pasado 30 de junio, contó en el Senado con161 votos a favor, 135 en contra y 3 abstenciones.

Ante la inestabilidad de los mercados, el Gobierno incrementó las medidas del plan de ajuste inicial para conseguir32.000 millones de euros de ahorro adicionales, sumando el total 79.000 millones de euros.

También, para recuperar la confianza de los mercados tras la turbulencias en los últimos días, el Gobierno y la oposición de Italia, país que tiene una deuda pública superior al 120% del PIB, decidióacelerar la aprobación de estas medidas.
El plan consta de recortes en cuatro fases: 3.000 millones de euros para 2011, 6.000 millones de euros para 2012, 25.000 millones de euros para 2013 y 45.000 millones de euros para 2014.

El documento prevé que se recorten 21.600 millones de euros a las regiones y entes locales entre 2011 y 2014, además de la limitación en el uso de los vuelos de Estado, salvo a los presidentes del Gobierno, de la República y de las Cámaras Baja y Alta y un tope en la cilindrada de los coches oficiales a los 1.600 centímetros cúbicos, excepto los de los cargos mencionados.







Reintroducción del copago

Asimismo, el plan reintroduce el copago sanitario en Italia, donde los pacientes que acudan avisitas de médicos especialistas tendrán que pagar 10 euros cada vez y 25 cuando por urgencias y no requieran de ingreso hospitalario.

Otro de los grandes puntos de la reforma son las pensiones, con el adelanto a 2013 del aumento de la edad de jubilación (hasta ahora 65 años para los hombres y 60 para las mujeres) vinculándolo a la expectativa de vida y un recorte en la asignación de las llamadas "pensiones de oro", superiores a 90.000 euros al año.

También se prevé el pago de una tasa sobre los depósitos bancarios que será de 34 euros por debajo de los 50.000 euros, de 70 euros en aquellas hasta 150.000, hasta llegar a los 1.100 que tendrán que pagar quienes tengan más de 500.000 euros.

El ministro de Economía, Guglio Tremonti, apostó durante su comparecencia en el Senado por introducir en la Constitución una "regla de oro" que exija el equilibrio de cuentas.

"Hoy en Europa hay una cita con el destino: la salvación no llega desde las finanzas, sino desde la política. Pero la política no puede cometer errores, también porque es como con el Titanic: no se salvan ni siquiera los pasajeros de primera clase", afirmó Tremonti.

"Hemos llegado juntos al dilema y al drama del euro y de Europa. O se sigue adelante juntos o se va a pique. La solución o es política o no es, sin ilusiones de salvación para ninguno", agregó.


Fuente: kaosenlared

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?