miércoles, 13 de julio de 2011

Libia: Hijo de Gaddafi asegura que la oposición armada está a las órdenes de Francia


Uno de los hijos del presidente libio Muammar Al Gaddafi acusó a Francia de ejercer un control absoluto sobre la oposición armada libia y de bloquear cualquier diálogo que no cuente con su consentimiento.

En una entrevista publicada el lunes por el diario argelino Al Jabar, el segundo hijo de Gaddafi, Saif al Islam, aseguró que el presidente francés, Nicolás Sarkozy, dijo a un enviado libio que el Consejo Nacional de Transición (órgano de la oposición armada a Gaddafi) fue creado y apoyado por Francia y que cualquier negociación se llevará con París y no con los “grupos de Bengasi”, principal feudo de opositor.

El hijo del máximo dirigente libio indicó que el gobierno había comenzado unos contactos con representantes de la oposición en El Cairo, pero que Francia los bloqueó porque, según él, habían arrancado sin su conocimiento. No obstante, no ofreció más detalles sobre dichas supuestas conversaciones.

En la entrevista, en la que Saif al Islam cargó las tintas contra Francia, también se quejó de que París quiere formar un gobierno transitorio que acepte la compra de aviones de combate Rafale, así como contratos con la empresa petrolera Total.

También insistió en que Francia no sólo había entregado armas a los opositores en las montañas del oeste del país, sino que había enviado fuerzas especiales sobre el terreno para coordinar dichos envíos y para enseñarles a manejar el nuevo armamento.

Sin embargo, reconoció que estaban negociando con Francia, aunque insistió en que esto se debía a que París asegura que en cuanto alcancen un acuerdo, ellos se encargarán de que el Consejo Nacional de Transición lo apruebe también.

Saif al Islam negó una vez más la matanza de civiles e hizo hincapié en que en los primeros días de las revueltas sólo murieron 159 personas de grupos islámicos cerca de comisarías y depósitos de armas, y no en manifestaciones.

Frente a las acusaciones lanzadas contra Francia, Saif al Islam defendió a Argelia como «el único país árabe que ha tenido una postura diferente», en relación con la posición de Argel, que no ha reconocido a la oposición como representante legítimo del pueblo, ni ha pedido la renuncia de Gaddafi, ni de su familia.

Por otra parte, Saif al Islam negó que Argelia haya enviado mercenarios a territorio libio, como sostienen los opositores, y alabó el papel de este país vecino como mediador en la crisis.

Sobre la solución del conflicto, el dirigente libio indicó que Trípoli apoya la propuesta de la Unión Africana.

«Queremos celebrar elecciones supervisadas internacionalmente para formar un gobierno de unidad nacional. Estamos listos para poner una nueva constitución», dijo el hijo de Gaddafi, quien señaló a los rebeldes como los culpables de obstaculizar dicha hoja de ruta africana, debido a que «no han llegado a un acuerdo con París, su amo».


Fuente: LibreRed

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?