viernes, 1 de julio de 2011

Mientras en España se fija a los 67, Francia retrasa la edad de jubilación de 60 a 62 años

Fuente: Tenacarlos



JUBILADO FRANCÉS

Todas las personas nacidas después del 1º julio de 1951 podrán retirarse en 2011, aunque la edad legal de jubilación, con aumentos graduales de cuatro meses cada año, se incrementará hasta los 62 en el año 2018.

La ley sobre la reforma de las pensiones, aprobada el 10 de noviembre de 2010, después de una larga batalla parlamentaria, entra en vigor hoy viernes 1º de julio.
La edad aumentará gradualmente de 60 a 62. Las primeras personas afectadas son los nacidos después del 1º de julio de 1951, que tendrán que trabajar cuatro meses más para comenzar a percibir la pensión correspondiente.
Los asegurados nacidos después de 1956 se jubilarán a los 62 años. En los regímenes especiales, esta edad se incrementará en la misma forma, pero desde el 1º de julio de 2017.



JUBILADO ESPAÑOL

La jubilación anticipada a los 60 años aún es posible, aunque bajo ciertas condiciones. Las personas afectadas por un grado de incapacidad permanente, por lo menos del 20% (que se comprueba por un comité médico), o aquellos que posean un grado de incapacidad entre el 10% y el 20%, con las mismas condiciones de revisión, podrán jubilarse a los 60.

Con esta reforma, el Gobierno espera equilibrar las balanzas entre lo que se recibe y lo que se entrega, dado que en la actualidad la Seguridad Social pasa por un déficit de 30.000 millones de euros.
Para diferenciarnos de los franceses, Zapatero decidió retrasar la edad de jubilación a los 67 años, siempre y cuando un ciudadano/a pueda cobrar una pensión, porque ¿qué años de cotización puede aportar un joven con 30 años de edad en 2011, que aún no tiene trabajo, al que le espera un futuro laboral tan incierto como angustioso?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?