miércoles, 13 de julio de 2011

No acaban aún la Luna de Miel y parece que el enlace Alberto de Mónaco va para divorcio

NOTA, ALBA-CM: Tengo una pregunta... ¿Se esconde algo detrás de esta boda?



La unión conyugal del príncipe de Mónaco, Alberto II y la princesa Charlene Wittstock, que prácticamente ni ha empezado, podría acabar en un gran escándalo o incluso en divorcio.

La pareja que había contraído matrimonio hace menos de dos semanas, tuvo que hacer un paréntesis en su viaje de luna de miel por Sudáfrica, patria de la princesa, y volver de inmediato a casa. La razón por la que el descanso se ha interrumpido de forma tan brusca, por lo visto se debe a la prueba de ADN a la que debería someterse el príncipe para responder a la pregunta que suscita un gran interés… ¿tendrá Alberto II un tercer hijo extramatrimonial?

Los rumores de que al soberano monegasco le apareció un tercer hijo fuera del matrimonio estaban a punto de frustrar la magnífica boda celebrada el pasado 1 de julio, que fascinó a todos los presentes por su esplendor y gran parecido a la que tuvieron hace 50 años Rainiero III de Mónaco y la actriz estadounidense Grace Kelly, padres del actual monarca.

Alberto II, que durante mucho tiempo mantuvo su codiciada soltería, hecho que empezó a preocupar a su padre, que en el año 2.000 anunció su plena disposición de ceder el trono a su hijo, en caso de que éste encontrara una esposa y engendrara un heredero. En 2002 el parlamento del país hasta decidió enmendar la Constitución y aprobó una ley de acuerdo con la que el poder pasaba a una de las hermanas de Alberto, en caso de que éste no se casara. Finalmente en 2010 se dio a conocer la noticia de la boda del príncipe heredero.

La boda parecía haber borrado todos los rumores prematrimoniales de crisis entre Alberto II y Charlene, pero, por lo visto, las controversias entre los cónyuges persisten. Así, los periodistas sudafricanos destacaron que los recién casados prefirieron alojarse en hoteles diferentes durante su viaje de novios, como muestra de que la relación está atravesando un mal momento.

En 2005 el príncipe ya reconoció, pero sin derecho de sucesión al trono principesco, a Jazmin Grace (de 19 años) y a Alexander (de 7 años), hijos de una turista estadounidense y de una auxiliar de vuelo de Togo, respectivamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?