miércoles, 17 de agosto de 2011

Condenan a 4 años de cárcel a 2 británicos por incitar a los disturbios en redes sociales


Dos jóvenes de 20 y 22 años han sido condenados a cuatro años de cárcel cada uno por incitar a la violencia en Facebook durante los recientes disturbios en Reino Unido.

Ambos utilizaron la red social para incitar a otras personas a tomar parte de los actos vandálicos que se extendieron por diversas localidades inglesas la semana pasada, ha informado la cadena británica BBC.

Además, en Manchester, tres chicos de 18 años, 26 y 31 años fueron hallados culpables de diversos robos por el Tribunal de la Corona, la corte más elevada para casos criminales en primera instancia, que solo se ocupa de los delitos más graves.

El juez Andrew Gilbart ha dicho que “arrebatos” de comportamiento criminal como los últimos saqueos y disturbios deben ser castigados con “sentencias más largas” que los delitos que se cometen de manera aislada.

Uno de ellos, de 26 años, ha sido condenado a 18 meses de cárcel por posesión de bienes robados, después de guardar en su coche una televisión de 37 pulgadas que alguien había sustraído de un establecimiento.

El joven de 18 años, que cuenta con diversos antecedentes, admitió haber robado en un supermercado de la cadena Sainsbury’s durante los disturbios, y ha sido sentenciado a dos años de internamiento en una institución para menores.

Por último, el joven de 31 años, que fue detenido en el centro de Manchester con una bolsa que contenía ropa y zapatos robados por un valor de unas 500 libras (unos 570 euros), recibió una condena de un año y cuatro meses de cárcel.

Los tres casos fueron transferidos a este tribunal dado que instancias más bajas no podían imponer sentencias de más de seis meses para esos casos, un periodo considerado demasiado corto para los magistrados en esta ocasión.

Los disturbios de la semana pasada se saldaron con más de 2.600 detenidos, de ellos 1.685 en Londres, 985 de los cuales han sido procesados, según los últimos datos hechos públicos por Scotland Yard.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?