lunes, 22 de agosto de 2011

Jeringas con sangre infectada con VIH como protección contra ladrones



Cuando los métodos tradicionales para luchar contra los ladrones no funcionan, algunos acuden a medidas nunca puestas en práctica con anterioridad. Tras sufrir varios robos en su casa, una médica colocó en la cerca que rodea su hogar en Brasilia decenas de jeringas. Sostiene que están llenas de agua y sangre infectada con el virus VIH.

La mujer también colocó una advertencia en la verja: “Muro con sangre. VIH Positivo. No pasar”. Trabaja en un hospital público de la isla de Paranoá, Distrito Federal de Brasil, donde declara haber obtenido las muestras del virus letal.

La médica afirma que tiene motivos para adoptar soluciones tan radicales: los ladrones han visitado su casa más de una vez y la han dejado casi sin electrodomésticos. "La primera vez fue la cortadora de césped, después un secador del pelo y una cámara fotográfica, y luego un televisor", asegura la víctima de los robos.

Sus vecinos mostraron su indignación por estas acciones, que consideran inhumanas, y denunciaron el caso a la policía, que se negó a tomar medida alguna por no observar indicios de delito, asegurando que al tratarse de una propiedad privada, la dueña tiene el derecho a colocar las jeringas. No obstante, la Junta Vecinal esgrime la normativa municipal y exige que la doctora retire este peculiar sistema antirrobo en el plazo de cinco días, amenazándola con una multa en caso contrario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?