lunes, 1 de agosto de 2011

La madre del ´monstruo noruego´ no quiere ver a su hijo

La madre de Anders Behring Breivik, acusado por el doble atentado en Noruega del pasado 22 de julio, se encuentra en estado de shock y no quiere ver a su hijo, según el fiscal.

El 22 de julio una explosión ante un edificio gubernamental en el centro de Oslo y la ejecución a balazos de decenas de personas en un campamento juvenil en la isla de Utoya dejó un balance de 77 víctimas mortales.

El fiscal Paal-Fredrik Hjort Kraby asegura que la madre de Anders Behring Breivik “no puede creer lo que hizo su hijo” y no tiene ningún deseo de verlo.

Agregó que después de los ataques la policía interrogó a Wenche Behring, que requirió asistencia psicológica por encontrarse en estado de choque.

Los psicólogos también han de examinar a Breivik para determinar si es penalmente responsable. Su abogado ya declaró que su cliente posiblemente sea “demente”. Si esta suposición queda probada se someterá a un tratamiento psicológico. En caso contrario, se enfrentará a 21 años en la cárcel por acusaciones de terrorismo.

En su comparecencia ante un juzgado de Oslo el pasado 25 de julio, Anders Breivik se declaró “no culpable” de los ataques perpetrados. El tribunal decidió prolongar su detención provisional durante ocho semanas, un periodo excepcional para el país nórdico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?