jueves, 4 de agosto de 2011

Las bolsas de valores: Los mayores centros del terrorismo mundial

La causa fundamental del hambre en África no es la sequía sino las reglas de funcionamiento de la economía capitalista que permite impúnemente que los fondos de capital especulativo sigan acumulando beneficios a costa de sacrificar la vida de millones de seres humanos, la mayoría de ellos niños, mediante la elevación artifical del precio de los alimentos. Es el genocidio silencioso del terrorismo capitalista, mil veces más letal que cualquier otra forma de terrorismo conocido.

Las políticas neoliberales de los 80 obligaron a los países empobrecidos a levantar sus barreras arancelarias para que los productos de los países enriquecidos (muchos de ellos vendidos por debajo del precio real de coste, debido a las subvenciosnes estatales) pudieran entrar libremente en sus territoros. El resultado fue la ruina de los productores locales, la pérdida de soberanía alimentaria y la dependencia absoluta respecto al exterior. Los agricultores no tuvieron otra opción que abandonar sus tierras que pudieron ser adquiridas a precios irrisorios por los grandes latifundistas internacionales, auténticos cárteles terroristas, que esclavizan a las poblaciones locales, depauperando hasta el extremo máximo sus condiciones de vida. Los efectos del capitalismo sobre estos países han sido equivalentes al lanzamiento de decenas de bombas nucleares.

Esther Vivas te lo explica en 5 minutos en este reciente y sencillo video:


Especulación alimentaria = HAMBRE from ATTAC.TV on Vimeo.




Fuente: Alterglobalizacion

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?