viernes, 19 de agosto de 2011

Madrid: aprovechando el verano, Esperanza Aguirre despide psiquiatras y deteriora más la asistencia


Esta es una más de las agresiones a los Servicios Públicos de la Comunidad de Madrid y en este caso en concreto a los Servicios de Salud Mental de Leganés, con importante afectación para trabajadores, profesionales en formación y pacientes usuarios de dichos Servicios...


Desde hace varios años, el actual Gerente del Instituto Psiquiátrico Servicios de Salud Mental José Germain de Leganés, D. Carlos Villoria López, ha encabezado una serie de cambios iniciados con los ceses de la anterior Dirección Médica y de algunos de los responsables asistenciales de programas o dispositivos de la red de Salud Mental de Leganés en ese momento. Desde entonces, y pese a los intentos de gran parte de los trabajadores que han colaborado de forma voluntariosa en labores no solo asistenciales, sino organizativas y docentes del Instituto, se ha sucedido en numerosas ocasiones por parte de dicha Dirección Gerencia una toma de decisiones de forma poco democrática, afectando y en muchos casos interfiriendo el normal funcionamiento de dichos aspectos organizativos, asistenciales y docentes.

Pero la última agresión a este Servicio Público se ha dado este verano, entre los meses de Junio y Agosto, con el despido de tres de las psiquiatras que, como cada vez más trabajadores de la Sanidad Pública Madrileña, se encontraban renovando de forma habitual contratos eventuales (contratos temporales para cubrir necesidades permanentes), hasta la que ha sido la última fecha de finalización de sus contratos. En ninguno de los tres casos se daban situaciones de problemas con su rendimiento o finalización de las necesidades de su trabajo, ni conocimiento por parte de las mismas de previsión de cambios en sus renovaciones.

El primero de los casos se trataba de una psiquiatra dedicada a tiempo completo a funciones asistenciales, responsable de la atención de pacientes con enfermedad mental grave y persistente ingresados en una de las Unidades Hospitalarias de Rehabilitación de Leganés. Es sustituida por otra psiquiatra que compaginará su tiempo de trabajo en este puesto con otras labores no asistenciales. Este innecesario cambio supone una nueva ruptura, por decisión administrativa, de la continuidad de la relación terapéutica establecida con dichos pacientes y del trabajo con el resto de miembros del equipo de dicha Unidad y con otros dispositivos ambulatorios de la red de Salud Mental.

De los otros dos casos, psiquiatras con consulta en el Centro de Salud Mental de Leganés, uno de ellos es sustituido por otra psiquiatra que hasta ahora desarrollaba su trabajo en otro Centro de la Comunidad de Madrid. El otro no se sustituye, tratándose esta última de una consulta de más de 300 pacientes que debe ser repartida entre el resto de profesionales, sobrecargando sus agendas previas y suponiendo una inevitable situación de empeoramiento de la calidad asistencial al no disponer de más tiempo para cubrir este aumento súbito de consultas.

En ambas situaciones se da nuevamente la grave situación de ruptura de la continuidad de la atención, con la especial peculiaridad de la importancia de la relación terapéutica para el mejor conocimiento y tratamiento de las personas que consultan por problemas de Salud Mental, así como de la relación con familiares u otros recursos comunitarios (atención primaria, servicios sociales..). En los dos casos, ninguna de las psiquiatras ha tenido la oportunidad de comunicar personalmente la obligada e inesperada situación de cambio de terapeuta a los pacientes que hasta este momento atendían. Por supuesto las repercusiones no se han hecho esperar ya durante este mes de Agosto, con quejas por parte de pacientes y familiares afectados, aumento de la demanda de atención psiquiátrica urgente ambulatoria y hospitalaria, sobrecarga de las consultas del resto de profesionales y disminución del tiempo previsto para atender a los pacientes previamente citados, interrupción de las labores docentes que llevaban a cabo..

Esta es una más de las agresiones a los Servicios Públicos de la Comunidad de Madrid y en este caso en concreto a los Servicios de Salud Mental de Leganés, con importante afectación para trabajadores, profesionales en formación y pacientes usuarios de dichos Servicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?