jueves, 4 de agosto de 2011

Más de 3.000 “indignados” intentan acceder a la Puerta del Sol


Más de 3.000 ”indignados” intentan acceder a la Puerta del Sol procedentes de una manifestación que se inició en Atocha la tarde de este miércoles.

La mayor parte de los congregados presionan desde la calle de Preciados, donde se han producido algunos altercados cuando los manifestantes han mostrado su disposición a acceder al interior de la plaza y la policía ha impedido el acceso.

Ante el despliegue de más policía en la calle de Preciados, los “indignados” se han trasladado a la Calle del Carmen, en un intento por extenderse a otros puntos de acceso.

También hay manifestantes en la Calle Mayor donde más de quinientas personas persisten en el intento de acceder a la Puerta del Sol.

Numerosas consignas están dirigidas a los agentes que sitian la plaza, como “ser policía vergüenza me daría”, “menos policía y más educación” o “estos funcionarios son innecesarios”.

La manifestación, que comenzó en Atocha, se dividió en dos cuando unas dos mil personas se desplazaron hasta la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo, donde protestaron por los desalojos del poblado de Puerta del Hierro.

Tras leer un comunicado en el que mostraban su indignación por la situación de las familias desalojadas, los congregados colocaron un mensaje frente a la sede de la empresa municipal escrito en la puerta arrancada de una de las viviendas desalojadas.

En ella se podía leer: “Esta era mi casa. Poblado de Puerta del Hierro, 52 familias amenazadas de derribo sin posibilidad de realojo, un año y medio viviendo con miedo e indignación. Únete y defiende el derecho a la vivienda”.

El otro brazo de la manifestación se ha dirigido a Neptuno, donde ha hecho una parada en el lateral del Congreso de los Diputados.

Posteriormente la marcha ha seguido hasta Cibeles y ha subido por Gran Vía hasta Callao, donde se ha dirigido a la Puerta del Sol por la Calle de Preciados hasta toparse con el dispositivo policial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?