viernes, 26 de agosto de 2011

NY se prepara para "Irene"

'Irene' es ya categoría 3, Bloomberg lanza alerta, evacuan 200 mil de Carolina del Norte


Según el alcalde Michael Bloomberg, la inminente llegada del huracán Irene a las costas estadounidenses es algo “muy serio” y consideró que es posible realizar una evacuación durante el fin de semana. “Debemos preparnos para lo peor”, sentenció Bloomberg esta mañana en una conferencia de prensa en Queens.

El alcalde informó que, de no ocurrir nada fuera de lo esperado, decidirá el día de mañana (viernes) si los habitantes de la llamada “zona A” de Nueva York deberán ser evacuados por Irene, que se espera que llegue el día domingo. Bloomberg anunció que se han tomado medidas preventivas para atenuar el impacto del fenómeno, como el drenaje de calles y aumental el límite de los generadores de energía.

200.000 personas evacuadas en Carolina del Norte ante la llegada del huracán Irene. Las autoridades también han declarado el estado de emergencia en Virginia, Maryland y Nueva Jersey.

En la jornada de hoy jueves, el peligroso huracán Irene continúa su desplazamiento sobre el noroeste de Bahamas y ocasiona inundaciones y cortes en el suministro de energía eléctrica, al tiempo que se ha emitido un alerta de ciclón para los Estados Unidos.

Irene ha perdido intensidad al bajar sus vientos máximos sostenidos a 185 kilómetros por hora, pero puede cobrar intensidad de nuevo, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de los Estados Unidos.

Se mantiene como un huracán categoría 3 en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de cinco.

El ojo del huracán estaba a 105 kilómetros al este-noreste de Nassau (Bahamas) y a 1,085 kilómetros al sur de cabo Hatteras, en Carolina del Norte (EEUU).

El CNH ha emitido una vigilancia de huracán (paso del sistema en 48 horas) para el norte de Surf City, en Carolina del Norte, hasta el norte de la frontera entre este estado y Virginia, incluidos Pamlico, Albermarle y Currituck Sounds, en Estados Unidos.

También está vigente una vigilancia de tormenta tropical desde el norte de Edisto Beach, en Carolina del Sur, hasta Surf City, en Carolina del Norte.

Se mantiene un aviso de huracán (paso del sistema en 36 horas) para el centro y noroeste de Bahamas.

El CNH advirtió de que Irene es un “gran ciclón” cuyos vientos con fuerza de huracán se extienden 110 kilómetros desde su centro y los de fuerza con tormenta tropical a 410 kilómetros.

El ciclón aumentó su velocidad de traslación a 20 kilómetros por hora hacia el noroeste, se espera un viraje hacia el norte-noroeste y después hacia el norte mañana.

Funcionarios estadounidenses dijeron que el huracán podría causar inundaciones, interrupciones del servicio eléctrico y peligrosas marejadas desde Florida hasta el norte de la costa Atlántica, incluso si bordea la costa.

El huracán puede tocar tierra en algún lugar entre Carolina del Norte y Massachusetts el fin de semana, según el pronóstico del CNH a cinco días.

Los meteorólogos advirtieron a los residentes de Florida de que aunque ese estado ya no está en el cono de probabilidades del paso del huracán, los vientos causarán un fuerte y peligroso oleaje.

Irene, el primer huracán de la temporada de ciclones del Atlántico, azotó Puerto Rico, República Dominicana, Haití y Turcos y Caicos.

El CNH también indicó que la décima depresión tropical se formó hoy jueves al este del Atlántico y puede transformarse en la tormenta José.

“Se pronostica un fortalecimiento durante las próximas 48 horas y la depresión tropical se convertiría en tormenta hoy”, vaticinó el CNH.

Una depresión tropical se transforma en tormenta cuando sus vientos máximos sostenidos alcanzan los 63 kilómetros por hora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?