lunes, 1 de agosto de 2011

Recortes en Defensa: la mejor 'arma' para rescatar la economía de EE. UU.




EE. UU. recortará el presupuesto militar en 350 millones de dólares en los próximos 10 años, una decisión que forma parte del plan para reducir el gasto público y aumentar el tope de la deuda nacional.

Tras duras negociaciones el presidente Barack Obama anunció finalmente que los contactos entre los líderes del Congreso y de la Casa Blanca finalizaron de forma positiva y que el límite de deuda será elevado.

Se prevé que, en total, el gasto público se reduzcan en 2,5 billones de dólares en el marco de un plan de dos etapas. En la primera fase, que comienza inmediatamente después de la aprobación del proyecto por el Senado, EE. UU. recortará los gastos en un billón de dólares durante diez años.

El resto de los recortes –1,5 billones de dólares– se aprobarán antes del 23 de noviembre por un comité especial ante el Congreso de EE. UU. que serán sometidos a votación el 23 de diciembre. Las medidas afectarán principalmente a defensa, gastos sociales y salud pública.

Según un funcionario de alto rango que se expresó en condiciones de anonimato, el tope de la deuda se elevará como mínimo en 2,1 billones de dólares, aunque no especificó si se planea aumentarlo más. Anteriormente se informó que el plan aprobado por los líderes del Congreso permitirá a EE. UU. tomar créditos en 3 billones de dólares más que el techo establecido de 14,29 billones de dólares.

“Esta decisión [sobre el elevamiento del techo de la deuda] es una decisión bastante temporal… Lo que acontece actualmente parece… un circo. Debido a este proceso…Obama perdió bastante, porque no consiguió aumentar los impuestos para los ricos y le tocó disminuir los gastos para los objetivos sociales”, comentó a RT Yuri Moseikin, Director del Instituto de Economía y Negocios.

“El Gobierno de EE. UU ha sido rehén de los grandes capitales durante todo el tiempo de su existencia”, estima Moseikin. Según su punto de vista, las últimas actividades mostraron de forma evidente que cuando se produjo la crisis financiera “los que fueron apoyados primero fueron las grandes compañías estadounidenses”, mientras que pasó con el techo de la deuda “mostró que el Gobierno no tocó a las compañías grandes tratando de aumentarles los impuestos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?