jueves, 18 de agosto de 2011

Roma arde... Y algunos ven a la luz de las llamas


Columnista apropiado: William Gross

Bill Gross es fundador y Director General de PIMCO, una de las grandes firmas de inversiones globales. Dirige personalmento uno de sus fondos, Total Return Fund, que administra 252 mil millones de dólares (billones, en cifras “anglo”), y sus colegas lo han llamado el Rey de los Bonos, ya que supera consistentemente los índices de la mayoría. Otros dicen que sus conexiones con el Departamento del Tesoro y la Reserva Federal le han permitido contratos federales y oportunidades de inversión preferenciales, pero gente mala hay en todos lados. Lo que no cabe duda es que Mr. Gross es uno de los que Tom Wolfe llamó “los Amos del Universo”.



Eso sí, aparentemente goza de una lucidez no frecuente, que le permite ver cuando algo que ha funcionado maravillosamente bien – para él mismo, por ejemplo – ya no se sostiene, y hay que buscar soluciones. (Tengo que decir que parece ser una cualidad cultivada en PIMCO: hace algo más de un año cité en este blog a uno de sus colegas allí, Mohamed El-Erian, que publicó el 7/4/10 un artículo en el Financial Times donde decía “Porqué el rescate de Grecia no está funcionando“. Copio un párrafo: “Alentados por una recuperación cíclica, los mercados de todo el mundo aún no han reconocido la complejidad de esta situación. Cuando lo hagan, también se pondrá de manifiesto que Grecia es parte de un fenómeno más amplio y históricamente desconocido – una disrupción grande y simultánea en los balances de muchos países industrializados. Ajusténse el cinturón de seguridad“. Si alguna vez me sobran unos palitos verdes, creo que los pondré en PIMCO).

De todos modos, hoy creo que todos pueden ver el desastre que se cierne – salvo algunos columnistas locales, demasiado enganchados en la campaña electoral. Lo significativo, me parece, son las soluciones que propone Bill Gross en este artículo – que encontré gracias al alerta AyJ - a sus amigos en el gobierno yanqui. No voy a traducir todo el artículo, porque es largo y estoy cansado. Pero voy a hacerlo con algunos párrafos, porque son una buena descripción del problema y porque algunas de esas ideas nos vendrían bien a nosotros.



Las últimas décadas han sido testigos de una erosión de nuestra base manufacturera a cambio de una dependencia de la creación de riqueza a través de activos financieros.

El equilibrio fiscal por sí solo no es probable que produzca veinte millones de puestos de trabajo durante la próxima década. El gobierno debe asumir un papel protagónico en la creación de empleo.
… Ambas partidos, de hecho, se están moviendo con una orientación anti-keynesiana, que niega un estímulo adicional, y hacen afirmaciones bastante torpes y sin fundamento que si se equilibra el presupuesto, “las inversiones vendrán.” … Los políticos asumen que el conservadurismo fiscal se equipara al crecimiento del empleo. Es difícil de creer, sin embargo, que una corporación, con sus beneficios como objetivo principal, de alguna manera puede ser cortejada de regreso a suelo estadounidense si la Seguridad Social será menos onerosa.

Los académicos también apuntan a una teoría conocida como la equivalencia ricardiana, una idea asociada con el nombre de David Ricardo de principios del siglo 19. Su teorema de torre de marfil era que los consumidores se vuelven más y más confiados en su futuro financiero si creen que los gastos de su propio gobierno serán contenidos. No conozco ninguna familia que, después de ver el debate de los candidatos republicanos en New Hampshire, salió al día siguiente y se compró una pantalla plana bajo el supuesto de que sus aranceles de Medicare se reducirían en los próximos años … Ricardo y su “equivalencia” pertenecen en el cajón de las tesis académicas. La investigación debe dirigirse a una solución práctica a la crisis del empleo de Estados Unidos.

Cada vez es más evidente que las elecciones de 2012 se disputarán en un campo de batalla de la creación de empleo. La tasa oficial de desempleo del 9,1%, y un número casi el doble de trabajadores a tiempo parcia, auguran un electorado enojado y desilusionado, que incluye a millones de graduados universitarios desempleados y mal capacitados para competir en el mercado global. En los últimos 10 años. bajo gobiernos demócratas y republicanos, sólo 1,8 millones de empleos han sido creados, mientras que la mano de obra disponible ha crecido en más de 15 millones.

Al final, me remonto al reverenciado economista Hyman Minsky – que predijo la crisis de los subprime. “El Gobierno“, escribió, “debe convertirse en el “empleador de última instancia” en caso de crisis, y ofrecer un trabajo a cualquier persona que quiera uno – para el cuidado de la salud, la limpieza de las calles, o la renovación de tugurios”. Franklin Delano Roosevelt tenía un programa para ello – la CCC, Cuerpo de Conservación Civil, y Barack Obama puede hacer lo mismo. David Rosenberg, economista de Gluskin Sheff resume mis ideas bastante bien. “Me gustaría tener una pala en las manos de los desempleados de larga duración de 8 am a mediodía y de 13:00-17:00 tendría que estudiar álgebra, física y geometría.” Los déficits son importantes, pero su reducción puede esperar para una economía más fuerte y menos desempleo. Los trabajos son el problema inmediato de hoy y de mañana.

(En el plano de la educación) Fareed Zakaria, como de costumbre, tiene una solución bien pensada. “Necesitamos un programa ambicioso que se centre en recalificar a los trabajadores desempleados y en reorientar a nuestros futuros estudiantes. En lugar de las artes liberales, sugiero centrarnos en la formación técnica, en institutos técnicos y escuelas politécnicas, así como en programas de aprendizaje. Nuestra tendencia a centrarnos en la educación superior se debe modificar y reorientar, según él, para imitar el sistema alemán, que permite a las personas con buenas habilidades técnicas sin educación universitaria ganarse la vida dignamente…

William H. Gross – Director General

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?