domingo, 11 de septiembre de 2011

Cientos de manifestantes se oponen al desalojo de 80 familias nómadas en Londres

Cientos de personas se manifestaron este sábado contra el desahucio de unas 80 familias de la etnia Irish Travellers, nómadas de origen irlandés, del campamento en el que habitan a las afueras de Londres.
Los manifestantes -apoyados por grupos de derechos humanos y activistas como la actriz Vanessa Redgrave- intentan impedir que el 19 de septiembre el ayuntamiento de Basildon eche por la fuerza a unos 400 Travellers, entre ellos más de 100 niños, de la zona conocida como Dale Farm, donde han vivido durante décadas.
El Ayuntamiento conservador de esa localidad situada en el condado de Essex, al este de la capital británica, ha obtenido el apoyo del primer ministro del Reino Unido, David Cameron, para desalojar a los ocupantes del solar, tras diez años de disputa sobre esos terrenos.
Aunque los Travellers son propietarios del descampado, que era un antiguo vertedero, la mitad de ellos -esas 80 familias- ha construido sus viviendas sin los permisos correspondientes.
Los nómadas, a quienes el consistorio ha dado de plazo hasta el próximo día 19 para marcharse, se oponen al desahucio hasta que las autoridades les ofrezcan otro lugar en el que ubicarse conforme a su estilo de vida, lo que estas tienen obligación de hacer al tratarse de una minoría étnica discriminada protegida por la ley.

Los Travellers, originarios de Irlanda, son un grupo de la población residente en las Islas Británicas que tiene un estilo de vida similar al de los gitanos, con quienes a menudo se asocian para combatir el racismo y la discriminación que sufren.
Tienen su propio idioma y tradiciones, viven en comunidades nómadas y en el pasado solían dedicarse a la venta ambulante y la quincallería.
El comité para la eliminación de la discriminación racial de la ONU ha condenado el desalojo de Dale Farm, al considerar que “afectará de forma desproporcionada a la vida” de las familias, y ha pedido que se aplace hasta que se encuentre otra ubicación apropiada a las necesidades de estas personas.
La noticia del desahucio despierta expectación en el Reino Unido porque el 19 de septiembre pueden producirse escenas de violencia contra esos ciudadanos, si continúan resistiéndose a abandonar sus hogares.
El ayuntamiento insiste en su derecho a recuperar el solar para construir en él y ha dicho que proporcionará otros alojamientos a los damnificados, pero estos no quieren residir en pisos, ya que ello destruye su tradicional forma de vida en clanes.

En una entrevista al periódico “The Guardian”, Vanessa Redgrave defiende hoy la causa de los Travellers, en la que su difunto hermano Corin estuvo muy implicado, y manifiesta que el desahucio sin proporcionar otro alojamiento adecuado “romperá una comunidad” en un momento en que “lo único que vemos (en el Reino Unido) es comunidades que se rompen”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?