martes, 27 de septiembre de 2011

Cuba: “ONU debe transformarse para defender los derechos de los pueblos”

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, hizo un llamado este lunes a defender la Organización de Naciones Unidas para transformarla y convertirla en un ente “que sirva a los derechos legítimos de los pueblos, en vez de obedecer a las arbitrariedades de los países ricos y poderosos”.
Durante su intervención en la ONU, en Nueva York, Rodríguez invitó a reafirmar el papel rector de la Asamblea General y refundar el Consejo de Seguridad.
El jefe de la diplomacia cubana inició su discurso reiterando el rechazo de La Habana al asedio militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y Estados Unidos en contra Libia, que inició bajo el pretexto de dos resoluciones de la ONU aprobadas para “defender a los civiles”.
“Es inaceptable el asesinato de miles de personas inocentes con el dudoso objetivo de proteger a otros”, afirmó Rodríguez, tras enfatizar que “la paz no puede imponerse ni por la guerra, ni por la fuerza”.
El canciller indicó que la política de la isla es de pleno respeto a la soberanía de todos los pueblos, por lo que aseveró que son los propios libios los que deben determinar su destino político, sin injerencia de las potencias occidentales a las que señaló de implementar un nuevo modelo de intervención “más efectivo y menos costoso”.


Nueva estrategia imperial

 

Rodríguez citó parte del discurso pronunciado la semana pasada por el presidente norteamericano, Barack Obama, para explicar que la intervención en Libia obedecía a un nuevo modelo en el que se busca la cooperación de varias potencias para asumir los costos políticos y económicos de la guerra.
Obama aseguró en su pronunciamiento ante la Asamblea General que la actuación de varias naciones “es la manera en la que la comunidad internacional debe trabajar en el siglo veintiuno”.
El representante cubano detalló además que la estrategia imperial ya no es la ocupación, sino a la promoción de la desestabilización interna de un país mediante la doctrina de “de desarrollo de un “movimiento nacional””, como la aplicada en Libia y la que se ha impulsado en Siria.
“Este nuevo modelo demuestra que las actuales doctrinas militares son aún más agresivas que las precedentes”, agregó Rodríguez, tras recordar que en países de América Latina ya se han puesto en práctica estrategias similares.
Recordó el golpe de 2002, perpetrado contra el presidente Hugo Chávez y el posterior sabotaje petrolero de 2003; el intento de separatismo en Bolivia en 2008 para derrocar a Evo Morales; el golpe de 2009 en Honduras que depuso a Manuel Zelaya y la intentona contra el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, en septiembre de 2010.
“Todas esas experiencias encajan en ese nuevo modelo”, consideró Rodríguez, luego de advertir que los países que no se sometan a los intereses imperiales son los principales objetivos de esas prácticas.


Impulso a la unión

 

Ante las amenazas y constantes agresiones, el canciller cubano instó a América Latina y el Caribe a mantenerse unida para evitar que intereses foráneos “puedan dividirnos y enfrentarnos” y recalcó el aporte que ha dado la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (Alba) para fortalecer la cooperación sobre la base de la solidaridad.
“El Alba es un pequeño pero poderoso haz de luz para nuestros pueblos”, dijo Rodríguez, quien también manifestó su esperanza de que la próxima Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) contribuya a afianzar los vínculos entre los países de la región.
“(La Celac) será un parto histórico en Caracas, epicentro de la independencia suramericana”, expresó el diplomático cubano respecto a la cumbre fundacional de ese organismo, que se efectuará en la capital venezolana los días 2 y 3 de diciembre de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?