sábado, 3 de septiembre de 2011

EEUU trata de dividir a los partidiarios de Chávez

EE. UU. podría implementar en Venezuela el plan de penetrar en los círculos chavistas para dividirlos y promulgar ideas antibolivarianas. Eso al menos esto es lo que se desprende de varios cables diplomáticos  hechos públicos por Wikileaks. Ahora queda clara la función que personajes como Heinz Dieterich han venido desarrollando desde hace algunos años.

Afortunadamente, intelectuales de primera talla como el catedrático español Juan Carlos Monedero o la analista política y abogada venezolana de origen norteamericano Eva Golinger informan y forman desde un punto de vista más comprensivo y riguroso sobre la realidad en el país caribeño.

Esta última opina que los cables publicasdos por WikiLeaks, complementan otras informaciones e investigaciones que ha realizado ella misma durante años, utilizando documentos desclasificados de parte del Estado y otras agencias de Washington, donde se demuestra una obsesión por el presidente Hugo Chávez y también una actitud sin límites para intentar sacarlo del poder.

Respecto a lo que habría buscado  EE.UU. con esa estrategia de sembrar discordias en las filas leales a Chávez, la analista agrega que “el propio embajador en Venezuela William Brownfield en el año 2006 estaba explicando este tipo de acciones subversiva en el país y decía claramente que parte de esta estrategia es penetrar y dividir a los partidarios del presidente”.

Según indica Golinger, los documentos “también explican cómo lo estarían llevando a cabo financiando no solamente los sectores de la oposición, sino también buscando infiltrarse en ciertas ONG que ellos mismos, desde Washington, han venido formando en Venezuela, para que actúen dentro de comunidades chavistas”. Todo eso, añade la analista, indica que se trata de una inversión multimillonaria del Gobieno de EE. UU. similar a la que invierte para acciones terroristas en Cuba.

Mientras tanto, Eva Golinger subraya que los venezolanos están ya muy acostumbrados a esta actitud y estas estrategias por parte del Gobierno de EE. UU., así que la divulgación de los cables probablemente no cause mucha sorpresa para la población del país.

 Tenacarlos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?