viernes, 2 de septiembre de 2011

El padre del 15M insta a no votar al PP: “Tal vez Rubalcaba sea otro gran español”

El escritor francés Stéphane Hessel dice "admirar" a Zapatero

 Indígnese, pero de manera contenida. El nonagenario Stéphane Hessel, el escritor y diplomático francés que ha removido las conciencias de miles de jóvenes con su libro ¡Indignaos! y al que muchos consideran el padre intelectual de las protestas del 15Maclaró este jueves en Madrid algunas pautas políticas que pueden guiar hacia las filas del PSOE a los que durante los últimos meses han tomado las calles para reclamar una “democracia real ya”. En la presentación en España de su segundo libro, Comprometeos, Hessel se declaró “admirador” de José Luis Rodríguez Zapatero y añadió que “tal vez Rubalcaba sea otro gran español”.


 

El candidato del PSOE ha recibido así una de los apoyos que más le pueden ayudar a reconciliarse con la juventud desencantada de izquierdas que, en las últimas elecciones de mayo, pudo optar por la abstención o el tránsito hacia otras formaciones de izquierdas y que, quizá, se podría haber sentido más identificada con un proyecto como el que en su día quiso encabezar la ministra Carme Chacón, que enarboló varias de las proclamas del 15M en su discurso de renuncia a las primarias del PSOE.

Hessel quiso dejar claro que él no va a decir a quién hay que votar. Pero tampoco hacen falta referencias explícitas para leer entre líneas su poco apego a la derecha y a la posibilidad de que el PP pueda ganar las elecciones del próximo 20 de noviembre. Preguntado al respecto, el intelectual explicó que si existe un partido que está en contra de los valores que defienden los ‘indignados’ no se debe apoyarlo. Es más, ha recalcado que sería una razón para movilizar a todos para que voten en contra de ese partido. ¿Blanco y en botella?


Pero si algo le puede interesar al Partido Socialista del discurso de Hessel es el hecho de que éste haya recomendado a los jóvenes desencantados que canalicen su frustración a través de los partidos ya existentes y no mediante la abstención o el voto nulo. “Hay que empezar por usar los partidos más democráticos, hay que apoyarlos en las próximas elecciones. No vale decir yo me abstengo porque todos son iguales; no es cierto”, explicó cuando le preguntaron si el 15M debería confluir en un partido político que se presentase a las elecciones con sus ideales. Una declaración que rompe amarres con todos aquellos que claman contra el bipartidismo de los dos grandes partidos. Hessel, que se declaró votante del Partido Socialista francés, se mostró también a favor de apoyar a los movimientos que están surgiendo y que reclaman una sociedad menos violenta y más consensuada.


El escritor, que participó en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, abogó también por el uso de la no violencia y por el carácter pacífico de las protestas y ha justificado la desobediencia civil solo cuando “la legalidad está encontrada con la legitimidad”, pero explicando que esa actuación va en contra de la legalidad impuesta.


“El camino no será fácil”


Este pensador francés de casi 94 años, candidato al Premio Nobel de la Paz, mostró en una rueda de prensa multitudinaria su simpatía por el 15M, al que augura que seguirá teniendo influencia en España. De hecho, Hessel se ha “sorprendido” de que su “pequeño libro” haya sido utilizado por el movimiento español para “reclamar una sincera y verdadera democracia”. Tras advertir de que “el camino no será fácil”, el pensador ha recordado que hará falta “paciencia, confianza y valor” porque “las fuerzas económicas son muy listas y al final terminan enredándote”.
 

El escritor, que ha vendido más de medio millón de ejemplares de sus dos libros, ha explicado que cuando los gobiernos no escuchan al pueblo la democracia se convierte en oligarquía. “La democracia debe permitir a todos llevar una vida digna y si los gobiernos no escuchan al ‘demos’ (pueblo) falla algo”, ha subrayado, al insistir que para sustituir la oligarquía por la democracia “hace falta que el poder escuche al pueblo. Es fácil de decir pero no fácil de hacer”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?