viernes, 23 de septiembre de 2011

Estudiantes chilenos vuelven a la calle para reclamar un sistema público de calidad

Miles de estudiantes chilenos volvieron este jueves a las calles en demanda de cambios de fondo en el modelo sociopolítico y en rechazo a la postura asumida por el gobierno en materia educacional. Hasta el momento se han presentado algunos disturbios aislados.
Los estudiantes realizaron una marcha por la Alameda de Santiago una de las principales avenidas de la capital para continuar en la lucha por una educación pública, gratuita y de calidad.
Los manifestantes se mantienen en las calles desde hace cuatro meses y convocaron esta marcha con el objetivo de protestar para lograr que se reprograme el cronograma de clases para evitar que miles de estudiantes universitarios y de secundaria pierdan el año escolar y generar una verdadera atención de sus demandas estudiantiles.

Los estudiantes cuentan con el apoyo de los padres y profesores a los que se le unen en la jornada de este jueves distintas organizaciones sociales y gremiales logrando un masivo apoyo a este movimiento estudiantil que tiene planteada distintas actividades en el país.
La comunidad estudiantil exige, además de una educación gratuita, varias condiciones que permitan establecer el diálogo con el Gobierno y poner fin a más de cuatro meses de protestas.
Por su parte la líder estudiantil Camila Vallejo en una entrevista a medios internacionales reiteró que “tenemos que repensar nuestra estrategia de movilización, porque nos hemos topado con una intransigencia muy fuerte por parte del Gobierno”.

Afirmó que “aunque no se han obtenido logros en cuanto a sus demandas, habido muchos éxitos y conquistas en cuanto a la maduración de la sociedad chilena” (…) “en general levantaron nuevamente la cabeza, ya no caminan con la cabeza agachada como ocurría en las últimas décadas” (…) ratificó.
Durante la marcha se leyó un documento en el cual “solicitan al Gobierno atender sus demandas y piden a los estudiantes conservar las calles y la propiedad pública y privada para que la manifestación sea considerada como un marcha pacífica”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?