lunes, 5 de septiembre de 2011

La tormenta Lee fue degradada a depresión tropical

 La tormenta Lee se debilitó tras alcanzar las costas de Luisiana (sur de Estados Unidos) y fue degradada a una depresión tropical por el Centro Nacional de Huracanes de ese país.

De todas formas el centro (NHC por su sigla en inglés) emitió advertencias de tornados para cinco condados del sureño estado de Mississippi. De acuerdo al NHC la depresión se mueve lentamente hacia el este y debería girar hacia el noreste, una semana después de que el huracán Irene devastara la costa este.

El ciclón se trasladaba a 55 km/h y arrojaría hasta 500 mm de lluvias en algunas zonas. Las autoridades advirtieron a la población de la región sobre inundaciones relámpago. Luisiana recibió con temor a Lee, ya que fue un Estado castigado hace seis años por el huracán Katrina. El gobernador Bobby Jindal declaró el estado de emergencia diciendo que estaba especialmente preocupado por los riesgos de inundaciones.

Lee, que se formó en el Golfo de México, tocó tierra a 80 km al sudoeste de la ciudad de Lafayette con vientos de 75 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami.

Según las previsiones del NHC, el nivel de las lluvias esperadas de aquí al final del largo fin de semana debería alcanzar de 250 a 370 mm en una zona que va desde la parte central de la costa del Golfo de México hasta Kentucky y Tennessee, con un pico de 500 mm en algunas zonas.

El presidente estadounidense Barack Obama "vigila la situación" provocada por Lee, indicó por su parte a la prensa el portavoz Jay Carney. Obama viajó a Nueva Jersey (noreste) para constatar los daños causados por otro fenómeno meteorológico, el huracán Irene, que dejó 43 muertos la semana pasada en la costa este.

"Todo el país está con ustedes", afirmó Obama a los habitantes de esta región, y prometió brindar "todos los recursos que sean necesarios a estas comunidades para reconstruirse".

¿LEE PROVOCÓ UN GRAN INCENDIO EN TEXAS?

Un gran incendio atizado por vientos secos que podrían ser generados por la depresión tropical Lee destruyó o dañó 300 casas en el centro del estado de Texas.

"Es catastrófico. Es un desastre natural mayor", dijo el jefe de bomberos del Servicio Forestal de Texas, Mark Stanford. Los bomberos combatían los incendios en toda la región, entre ellos uno que quemó cerca 80 hectáreas en Pflugerville y partes del condado de Bastrop. Otras 10 casas se encuentran en el camino de las llamas.

El centro de Texas viene sufriendo una grave sequía gran parte del verano boreal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?