lunes, 19 de septiembre de 2011

Manifestaciones en toda España en defensa de servicios públicos

 El creciente malestar popular por la manera en que los políticos gestionan la crisis tomó nuevamente este domingo las calles de varias ciudades de España, escenario de multitudinarias manifestaciones en defensa de los servicios públicos.

Convocados por el Movimiento 15-M, que nació durante las protestas del pasado 15 de mayo, decenas de miles de personas marcharon por las principales urbes de este país contra los recortes en educación y salud aplicados en varias comunidades autónomas.


En Madrid, unos 35.000 manifestantes caminaron desde la Plaza de Cibeles hasta la Puerta del Sol, símbolo del 15-M, bajo el lema “Banqueros y políticos, sacad vuestras manos de los servicios públicos”.
En un ambiente festivo y con la defensa de la educación y la sanidad pública como principal bandera, los participantes en la movilización corearon consignas como “Gastos militares para escuelas y hospitales” o “Alumnos impacientes no somos clientes”.
También portaron pancartas con frases como “La educación es de todos sin recortes! Que no te la roben”, “Lo público ¡ni tocarlo!”, “La salud es un derecho, nunca un negocio” o “Los recortes sociales en los paraísos fiscales”.
Las asociaciones gremiales anunciaron un calendario de movilizaciones contra la poda presupuestaria en educación puesta en marcha por los gobiernos de varias autonomías, en su mayoría gobernadas por la derecha.
Según el magisterio, los recortes rondan los 2.000 millones de euros y dejarán sin empleo a unos 15.000 profesores interinos, además de repercutir negativamente en la calidad de la enseñanza.
Además de Madrid, las administraciones de Galicia, Navarra, Castilla-La Mancha y Cataluña ordenaron recientemente un aumento del tiempo que los docentes dedican a impartir clases dentro de su jornada laboral de unas 37 horas semanales.

Bajo la presión para reducir costos, se les está ordenando a los pedagogos pasar más horas en las aulas, lo cual significa que miles de maestros de apoyo serán despedidos, de acuerdo con las centrales obreras.
Según las plataformas ciudadanas, los servicios públicos de los países occidentales están en el punto de mira de los mercados y el objetivo es privatizar las partes rentables y transformar el resto en sistemas de beneficencia.

En Barcelona unas 5.000 personas protestaron por el centro de la ciudad en defensa de los servicios públicos y contra los recortes en enseñanza y sanidad.
La marcha ha salido a las 19 horas de la plaza Catalunya, y ha pasado por Via Laietana, paseo de Isabel II, el parque de la Ciutadella, las calles Picasso y Pujades, y ha finalizado en el Arc de Triomf, con un tono marcadamente festivo.

En Valencia, alrededor de un millar de personas se han sumado a la convocatoria en un ambiente festivo en el que no han faltado los silbatos, las bocinas y las cacerolas.

Los manifestantes han coreado consignas como “lo que es público, ni tocarlo”, “ni recortes, ni privatizaciones”, “la salud es un derecho, nunca un negocio”, “se va a acabar la paz social”, “educación libre y de calidad” y en contra de la reforma constitucional.
La manifestación ha partido de la plaza del Ayuntamiento (la plaza del 15-M como la llaman los convocantes) y ha dicurrido por Barcas, Pintor Sorolla, Parterre, Colón y Marqués de Sotelo, para volver al punto de salida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?