domingo, 25 de septiembre de 2011

Obama, "el pacifista", le vendió a Israel bombas revienta-búnkeres

Mientras que el presidente de USA presionaba públicamente a Israel a hacer concesiones a los palestinos respecto a sus asentamientos en Cisjordania, su administración le vendió en secreto a Jerusalem las bombas de penetración profunda que esta tanto había buscado. Eli Lake, de The Daily Beast, nos brinda un adelanto de un reportaje exclusivo que aparecerá este lunes (26/09) en la revista Newsweek. ¿Luz verde para un ataque israelí a Irán? 


Comúnmente conocido como "bunker busters", estas bombas de hasta 2.000 libras son almacenadas en el bunker del Ejercito de USA, McAlester en Oklahoma


Mientras que el presidente de USA, Barack Obama, presionaba públicamente a Israel a hacer concesiones a los palestinos respecto a sus asentamientos en Cisjordania, su administración le vendió en secreto a Jerusalem las bombas de penetración profunda que esta tanto había buscado. Eli Lake, de The Daily Beast, nos brinda un adelanto de un reportaje exclusivo que aparecerá este lunes (26/09) en la revista Newsweek. ¿Luz verde para un ataque israelí a Irán?
Aunque públicamente presione a Israel para hacer mayores concesiones a los palestinos, el presidente de USA, Barack Obama ha autorizado de manera secreta una nueva ayuda y significativa ayuda para el ejército israelí que incluye la venta de 55 bombas de penetración profunda conocido como “bunker busters” (revienta bunkers), según ha investigado Newsweek.

En un reportaje exclusivo que será publicado este próximo lunes (26/09) acerca de la creciente cooperación militar entre los 2 aliados, funcionarios de USA e Israel le cuentan a Newsweek que los Penetradores de Objetivos Duros GBU-28 (GBU-28 Hard Target Penetrators), potencialmente útiles para cualquier futuro ataque militar contra los emplazamientos nucleares iraníes, fueron entregadas a Israel en 2009, apenas unos meses después de que Obama asumiese su cargo.

La venta militar se organizó detrás de bambalinas en las que Obama exigía a Israel que dejase de construir asentamientos en los territorios en disputa y se deshilachaban las relaciones políticas (por lo menos en público) entre los 2 países.

Los israelíes solicitaron por primera vez los “bunker busters” allá por el año 2005, sólo para que sus peticiones sean rechazadas por la administración Bush. En ese momento, el Pentágono había congelado casi todos los proyectos de defensa conjunta entre USA e Israel bajo sospechas de que Israel estaba transfiriendo tecnología militar avanzada a China.
En 2007, Bush informó a Ehud Olmert, primer ministro en aquel entonces, que ordenaría la entrega de las “bunker busters” para el 2009 o 2010. Los israelíes los querían en 2007. Obama finalmente liberó las armas en 2009, según familiarizados con la aún secreta decisión.

James Cartwright, el general a cargo del Cuerpo de Marines en funciones hasta agosto como vicepresidente del Estado Mayor Conjunto, le dijo a Newsweek que los jefes militares no tenían objeciones a la venta. Por el contrario, existía preocupación sobre "cómo lo percibirían los iraníes", y "cómo podrían percibirlo los israelíes". En otras palabras ¿sería la venta vista como la luz verde para que Israel ataque secretamente instalaciones nucleares de Irán un día?

"Si respondemos que si, habremos dado, de alguna manera, luz verde a alguien sin quererlo? Ya sea que la luz verde fue una luz verde para Israel para que vaya y haga algo o que se trataba de un mensaje a los iraníes, la conclusión es la misma: OK estos tipos se lo toman en serio, se cansaron de hablar, están comenzando a armarse", explica Cartwright.

Funcionarios de USA e Israel le dijeron a Newsweek que Israel había desarrollado su propio tecnología “bunker-buster” entre 2005 y 2009, pero la compra de USA igual convenía, porque es más barato.

Uzi Rubin, el primer director de la Organización de Defensa Misilística israelí, en el cargo entre 1991 y 1999, y actualmente consultor de tecnología militar del Ministerio de Defensa de Israel, dice que funcionarios de USA originalmente planteaban sus preocupaciones acerca de "cómo usarán la bomba, donde la utilizarán”. Estos podrían ser utilizados en áreas civiles dado que Hamas y Hezbolá intencionalmente entierran sus cohetes en los pueblos y ciudades", explicó.

La cooperación bélica de Obama se extendió más allá de los “bunker busters”. De acuerdo con el representante Steve Rothman (Demócrata - Nueva Jersey), miembro de los comités del Congreso que financian tanto a los militares de USA como la ayuda exterior, Obama dio "órdenes a los militares que intensifiquen la cooperación en todos los niveles con Israel".
Mientras que la administración Obama ha promovido la cooperación pública con el ejército israelí, el venidero artículo de Newsweek que verá la luz el próximo lunes (26/09) revelará otras actividades encubiertas de los militares estadounidenses para ayudar a Israel en la volátil región del Medio Oriente, y el impacto que la mejor cooperación militar ha tenido en las relaciones entre Obama y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y entre el presidente Obama y la comunidad judía estadounidense.

La nota de Newswek promete ser una bomba en si misma ya que no podría caer en peor momento para la relación USA-Israel. Tras el pedido formal de Mahmud Abbas para que la ONU reconozca al Estado Palestino como una realidad gorgráfica y política, Washington y Jerusalem están en plena campaña para evitar que ello ocurra, en un marco adverso frente a la postura pública adoptada por la inmensa mayoría de los países miembros de la ONU y con una opinión publica mundial por lo general contraria a los movimientos de ambos países.

Tambien esta semana, el Ministerio de Defensa chino ha expresado su malestar por la venta de armas a Taiwán por parte de Washington, advirtiendo de que perjudicará a la cooperación militar entre ambos países (ver nota relacionada). Vender armas genera amigos por un lado, y enemigos por el otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?