martes, 18 de octubre de 2011

Crece el escándalo en Alemania por uso de ‘Software’ espía para vigilar a ciudadanos

La utilización de programas informáticos tipo ‘spyware’ para vigilar las comunicaciones electrónicas de ciudadanos ha sacudido el panorama político en Alemania. Tras una denuncia del colectivo de ‘hackers’ de Chaos Computer Club (CCC), el Gobierno ya ha pedido que se investiguen unas prácticas que podrían rebasar los límites constitucionales.
Hace pocos días, el colectivo CCC afirmaba que había analizado un programa, supuestamente utilizado por funcionarios de las administraciones alemanas, para espiar las comunicaciones a través de Internet de los ciudadanos, es decir, las cuentas de’ e-mail’, los servicios de mensajería o los chats, entre otros.
Este programa -conocido como R2D2 por las referencias en su código a ‘Star Wars’- se encontraba en al menos dos discos duros analizados por dicho colectivo, informa Der Spiegel, los cuales provenían de dos estados federales diferentes. En un comunicado emitido el domingo, el Ministerio del Interior negó que el software ha sido utilizado por la Oficina Federal de Policía Criminal (BKA), un cuerpo similar al FBI estadounidense. No obstante, no descartaba la posibilidad de que el ‘software’ podría haber sido utilizado por las fuerzas policiales de algunos estados, dado que fue vendido a las autoridades de Baviera en 2007.

El citado medio recuerda que el espionaje ‘online’ sólo está permitido por orden judicial, (excepcionalmente sin ella, siempre que haya pruebas concretas de peligro para las personas o la sociedad), y que las funciones de este programa superarían los límites establecidos por el Tribunal Constitucional Federal, en un fallo en 2008, que cristalizó en una serie de normas para el uso de programas informáticos espías por parte de las fuerzas de seguridad.
El uso de programas informáticos para contraatacar el crimen es una antigua aspiración de los cuerpos policiales alemanes, en un país que, por contraste, es uno de los más celosos a la hora de proteger la intimidad de los ciudadanos.


Tormenta política


Ahora, la denuncia de CCC ha provocado una nueva tormenta en el Gobierno alemán. De hecho, el portavoz Steffen Seiber, dijo que la canciller, Angela Merkel, se ha tomado el asunto muy en serio.
Por su parte, Claudia Roth, líder del Partido Verde, afirmó que “es evidente que los límites establecidos por la Corte Constitucional Federal se han violados masivamente“. Y el líder del Partido Pirata alemán, Sebastián Nerz, dijo que las autoridades estaban “claramente fuera de los límites de la Constitución“.
Desde el propio Gobierno federal, la ministra de Justicia, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger, ha pedido una investigación sobre el caso, estatal y federal, tras afirmar en la cadena ARD que si se confirma el uso de ‘troyanos’, éste no es compatible con la legislación alemana.
Según MSNBC, hasta ahora, los cuatro estados alemanes -incluyendo Baviera- han reconocido que ha utilizado el programa, aunque las autoridades mantienen que se llevó a cabo siempre mediante orden judicial, de forma absolutamente legal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?