sábado, 8 de octubre de 2011

El presidente bielorruso dice que nunca le cedería el poder a una mujer

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, afirmó hoy que, aunque las mujeres son “una gran creación, insuperable, de la naturaleza”, nunca le cedería a una de ellas la jefatura del Estado.
“No le cederé el sillón presidencial a una mujer, pese a que considero a la mujer una gran creación, insuperable, de la naturaleza”, dijo Lukashenko al contestar a una pregunta en rueda de prensa, según informó desde Minsk la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

El presidente bielorruso aseguró a los periodistas que él valora y confía mucho más en las mujeres que en los hombres, ya que éstas, en su opinión, son más responsables y menos corruptas.
“La mujer es la más bella creación de la naturaleza y me inclino ante ella”, añadió el presidente bielorruso, que al mismo tiempo destacó que el ejercicio de la jefatura del Estado no es “un asunto de mujeres”.
Explicó que en Bielorrusia el presidente es el comandante supremo de las Fuerzas Armadas y que no se imagina a una mujer en faldas pasando revista a las tropas.

Los eslavos no ven muy bien a una mujer en cargo de presidente, opinó Lukashenko, quien agregó: “En Europa, quizás. Allí el presidente tiene funciones más representativas”.
El presidente bielorruso hizo estas declaraciones poco después de que se anunciase que el Nobel de la Paz 2011 había recaído en la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf; la también liberiana Leymah Roberta Gbowee y la yemení Tawakul Karman.
Las tres mujeres, como señaló el Comité Nobel noruego, fueron premiadas “por su lucha no violenta por la seguridad de las mujeres y sus derechos a una participación plena en el trabajo de construcción de la paz”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?