domingo, 30 de octubre de 2011

La Iglesia Católica hace una fortuna en el negocio del porno alemán

Weltbild, una de las compañías más grandes de Alemania, paso a ser propiedad y operada por la Iglesia Católica. Pero eso no ha impedido la publicación de libros que muchos de los fieles lo encontrarian ofensiva.


La Iglesia Católica hace una fortuna en el negocio del porno alemán
La portada de una novela de romance de Weltbild.


"Weltbild", la compañía de medios más grande de Alemania, vende libros, DVD, música y mucho más, esta pertenecen 100% a la Iglesia Católica. Pocas personas sabían acerca de esta conexión hasta este mes cuando Buchreport, un boletín de la industria alemana, informó que la empresa Católica también vende PORNO.

Un portavoz de la Iglesia respondió: "Weltbild intenta impedir la distribución de contenido posiblemente pornográfico".

Así, la labor de prevención al parecer no ha tenido tanto éxito. Durante más de 10 años, un grupo de católicos comprometidos ha estado tratando de señalar lo que está sucediendo a autoridades de la Iglesia y estan indignados por la hipocresía de la declaración del portavoz. En 2008, el Grupo envió un documento de 70 páginas a todos los obispos cuyas Diócesis han compartido la propiedad de Weltbild durante 30 años, detallando las pruebas de la venta del material cuestionable.

Hoy, la compañía con sede en Augsburgo emplea a 6.400 personas, tiene una facturación anual de 1,7 mil millones de euros y un negocio online en Alemania en segundo lugar despues de Amazon. Weltbild es también el principal vendedor de libro de Alemania, controlar el 20% del mercado de librerias domésticas. Las ganancias de la compañía son reinvertidas en forma regular con miras a aumentar rápidamente la cuota de mercado: un aumento que sólo es posible si continúa Weltbild vendiendo materiales que no son compatibles con las enseñanzas de la iglesia.

Los 2.500 libros eróticos en su catálogo en línea, incluidos los de Blue Panther Books, una editorial de libros eróticos propiedad de Weltbild, son sólo un ejemplo. Sus títulos incluyen: “Anwaltshure” (abogado de putas), , “Vögelbar” (F—kable) and “Schlampen-Internat” (Escuela de putas).

La Iglesia también posee una participación del 50% en Knaur Droemer, editorial que publica libros pornográficos, y por tanto, indirectamente también es un editor de material pornográfico, títulos, incluyendo “Nimm mich hier und nimm mich jetzt!” (Tomamé aquí, tomamé ahora!), and “Sag Luder zu mir!” (Me llaman puta!).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?