jueves, 13 de octubre de 2011

Las manchas de olor a azufre evidencian una erupción con dos focos junto a la costa de El Hierro

El Cabildo de la isla ha encontrado dos manchas en el mar con un fuerte olor a azufre y peces muertos, primeros signos directos de erupción magmática.

El Cabildo de El Hierro ha confirmado que se han producido dos erupciones submarinas al sur de La Restinga detectadas por una embarcación de Salvamento Marítimo, según confirma el organismo en su Twitter oficial.

En concreto, se han detectado dos manchas en el mar con un fuerte olor a azufre y peces muertos, primeros signos directos de erupción magmática.

Se trata de un punto a dos millas y 750 metros de profundidad y otro a 1,5 millas y 500 metros al sureste de La Restinga. Las manchas se detectaron cuando la embarcación se encontraba recogiendo muestras para los científicos.

El director de Seguridad y Emergencias del Gobierno ha señalado que las personas desalojadas de sus casas deben permanecer fuera de La Restinga, "hasta los análisis de los datos que hagan los técnicos en las próximas horas" y ha añadido que, dentro de la peligrosidad que puede tener una erupción volcánica, éste es el mejor escenario posible.

Continúa el riesgo de erupción

El riesgo de otra erupción volcánica en la isla de El Hierro se mantiene en los mismos parámetros que los registrados este martes por el Instituto Geográfico Nacional (IGN), ha informado este miércoles el presidente del Cabildo de El Hierro, Alpidio Armas.

Así, no se descarta una eventual erupción volcánica, además de la registrada el lunes bajo el mar, a cinco kilómetros de la costa sur de la isla.

Armas ha insistido en que el desalojo y el semáforo rojo de riesgo volcánico sólo afecta a la localidad pesquera de La Restinga, de unos 500 habitantes, mientras que en el resto de la isla continúa el semáforo amarillo y la normalidad.

Asimismo, el Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha registrado desde la madrugada del miércole cinco seísmos con una magnitud de entre 1,8 y 2,4 grados en la escala Ritcher sin que ninguno de ellos haya sido sentido por la población.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?