lunes, 24 de octubre de 2011

MEDE o el nuevo mecanismo de expoliación final en Europa

Un nuevo paso, esta vez importantísimo, en la sovietización de Europa. La URSS era un Estado Federal Socialista que existió en el continente europeo desde 1922 hasta 1991; un estado altamente centralizado (de 15 países) con una economía planificada. La Unión Europea sigue sus pasos desde su creación en 1993 y el Consejo Europeo tiene la misma función que el Polit Bureau de la URSS. 

A la novedad la han llamado   Mecanismo de Estabilidad Europea (en inglés ESM, de European Stability Mechanism), aunque más que “mecanismo” es un nuevo tipo de administración que ha nacido en la Unión Europea, algo completamente nuevo que debilita aún más el escaso poder de la ciudadanía y las instituciones en las decisiones económicas  y financieras que les afectan más directamente.

Resumo lo más destacado sobre este nuevo “mecanismo” usurpador del patrimonio de los ciudadanos y naciones por parte de un pequeño grupo de individuos con la connivencia de los actuales administradores públicos y medios de comunicación de masa.
Se firmó el 11 de Julio de 2011 (el verano es buena época para firmar cosillas delicadas con nocturnidad y alevosía) y se espera que este documento sea ratificado por parte de los parlamentos correspondientes de 17 naciones europeas antes de fin del 2011. 




Alguno tal vez piense que es imposible que nos puedan robar más de lo que lo han hecho hasta ahora con casi total impunidad, por no decir total impunidad, gracias  a la complicidad de la judicatura, los organismos de control, los altos mandos policiales, los medios de comunicación etc., pero la verdad es que esto que tienen en la remácara marca un hito ya que  ahora se trata  de impunidad total y absoluta para saquear las arcas de todos los estados europeos. Me refiero a que el expolio estaría por completo dentro de los márgentes de la aprobada ley.
¿Cómo funciona este “mecanismo” para expoliar a los ciudadanos y  naciones un poco más?
Como he dicho, el MEDE es un nuevo tipo de administración, algo completamente  nuevo. Para gestionar esta nueva máquina del expolio, Bruselas pone a su servicio y disposición permanente a los Ministros de Economía y Finanzas de los 17 países europeos. Estos ministros, en el marco del MEDE, podrán ir a Bruselas con la llave de la caja fuerte de la riqueza nacional y el permiso total y absoluto para llevarse todo el dinero que deseen, cuando lo deseen y tan a menudo como lo deseen. Sí. Escuece un poco. Lo sé. Pero esta es la idea. El MEDE pretende ser un mecanismo de funcionamiento permanente y sin límite ni restricción alguna. Ninguno de los 17 ministros tendrá que justificar nada de lo que hace, ni el dinero que se lleva, ni cómo gasta el dinero. Sencillamente gozarán de inmunidad total de cara a acciones de futuros gobiernos, administradores o jueces. Tampoco los parlamentos podrán decir esta boca es mía cuando el mecanismo entre en vigor.

Los ministros de Economía y Finanzas se convierten dentro el nuevo marco en Gobernadores del Nuevo Poder Europeo (¡Ave César!) y es el Consejo de Gobernadores el que puede decidir en cualquier momento lo que hacer con el dinero de 500 millones de europeos.


¡Ave César! Los que van a expoliar te saludan.


El pretexto, por supuesto, es tener la hucha de la Unión Europea llena para el momento en que un país entre en crisis y poder asistirle con uno de esos planes de rescate de cuantía supernumérica. Todas estas escenificaciones sucesivas entorno a la precaria economía de Grecia y Portugal, el euro y todo lo demás, en primer lugar van dirigidas a tener el corazón de miles de europeos en un puño con la matraca de que “si no llegan a un acuerdo, la Unión y el euro estarán perdidos”.  No hacen más que repetir este mantra cuando ya han firmado un documento que les asegura acceso a las arcas del Estado de todas las naciones de Europa, de manera que no puedo interpretarlo más que como una vulgar escenificación.
Bruselas ha publicado una copia del tratado en Internet pero, oh, casualidad, la copia está sólo en inglés, idioma que desconoce una buena parte de los ciudadanos de la Eurozona. Vamos, en la línea de lo habitual.




Consejo de Europa. El ojo que todo lo ve con sus 12 estrellitas de 5 puntas




Aquí podéis ver el reparto  entre los países firmantes del MEDE según las participaciones de cada miembro y el capital a aportar en EUR por cada uno de ellos. Pero, como veremos, esa cifra es sólo para abrir boca.




 MEDE Miembro
Número de participaciones
Capital subscription (EUR)
Kingdom of Belgium
243 397
24 339 700 000
Federal Republic of Germany
1 900 248
190 024 800 000
Republic of Estonia
13 020
1 302 000 000
Ireland
111 454
11 145 400 000
Hellenic Republic
197 169
            19 716 900 000
Kingdom of Spain
833 259
83 325 900 000
French Republic
1 427 013
142 701 300 000
Italian Republic
1 253 959
125 395 900 000
Republic of Cyprus
13 734
1 373 400 000
Grand Duchy of Luxembourg
17 528
1 752 800 000
Malta
5 117
            511 700 000
Kingdom of the Netherlands
400 190
40 019 000 000
Republic of Austria
194 838
19 483 800 000
Portuguese Republic
175 644
17 564 400 000
Republic of Slovenia
29 932
2 993 200 000
Slovak Republic
57 680
5 768 000 000
Republic of Finland
125 818
12 581 800 000
Total
7 000 000
700 000 000 000


El capital INICIAL fijado del Mecanismo es de 700.000 millones de euros, de los que 80.000 millones de euros serán capital desembolsado y 620.000 millones de euros serán capital exigible, eso es lo que dice en el artículo 8, pero luego, en el artículo 10, el documento dice que el Comité de Gobernadores puede decidir cambiar esta cantidad y adaptar el artículo 8 en función de este cambio. En el artículo 9 dice que el Comité de Gobernadores puede solicitar capital social  de los países miembros en cualquier ocasión (a ser pagadera en 7 días).
En suma, todo  esto quiere decir que el MEDE puede solicitar dinero sin límite de los países miembros en cualquier ocasión. El tratado no prevé ningún derecho de veto por parte de los parlamentos nacionales. Barra libre, pues. 
La aprobación de este “mecanismo” pasó de puntillas en los medios de masa. De hecho, a menudo  los propios periodistas se confunden y para citar el  MEDE mencionan acuerdos precedesores como el Mecanismo de Estabilización Financiera Europea (EFSM en inglés) o el Mecanismo de Estabilidad Financiera Europea. Este último tenía un capital fijado de 440 mil millones de euros. Este otro, el MEDE, no tiene límte así que existen importantes diferencias. 
Estos nuevos gobernadores  tienen que tomar sus decisiones de forma unánime, lo cual puede parecer un  poco difícil de lograr a tenor de los hechos actuales donde nadie en Europa para estar de acuerdo con nadie sobre economía y finanzas. ¿Cómo esperan entonces lograr esa unanimidad?. Pues de momento, el MEDE ha designado a 3 “observadores” (¿para ‘observar’ si se toman las decisiones de forma unánime?) que son ni más ni menos que:
  • El miembro de la Comisión Europea a cargo de asuntos económicos
  • El presidente del Euro grupo (ese club informar del 17 ministros de Economía y Finanzas
  • ¡¡El Presidente del Banco Central Europeo!!
Esto último especialmente sangrante ya que el BCE no es un órgano de la Unión Europea, sino la propiedad de los bancos centrales de los países del euro. Eso quiere decir que el BCE es INDEPENDIENTE  de los gobiernos nacionales y no toma órdenes  de éstos, ni responden ante ellos. El Banco Central Europeo está  dirigido  por una comisión de personas privadas. De manera que el euro, en realidad, no pertenece a la Unión Europea, ni a los gobiernos nacionales, sino a un cartel de bancos privados.  Para más pistas, el BCE tiene sede en Frankfurt, residencia natal de la familia Rothschilds.
Así que la situación es: La UE no puede dar orden alguna al BCE, y sin embargo, el BCE en Europa gobiena el Sistema Europeo de Bancos Centrales que es un órgano de la UE.  El BCE, junto con los bancos centrales de la Eurozona, son parte del Sistema Europeo de Bancos Centrales. De esta farragosa manera, se ocultan los intereses privados entre lo público y se los coloca como órgano oficial con poder de un organismo oficial en Europa. 
En resumen:
 El MEDE obtiene con lo firmado y pactado ya  el poder de vaciar (aun más) las arcas de los Estados sin que los Parlamentos, ni los jueces sean capaces de detener a sus inspiradores. El MEDE entrará en vigor en el 2013.
El tratado permite el esteblecimiento de todo tipo de administraciones anti-democráticas bajo el pretexto de luchar contra la inestabilidad en la eurozona, aunque también tienen la capacidad de  limitar los derechos civiles.


Todo esto, por supuesto, es legado del Tratado de Lisboa y cuesta decir que no estaba dentro ya del plan pre-establecido. En realidad,  se puede observar muy escasa improvisación, todo ello, a pesar de las apariencias y de lo que nos cuentan los “expertos”.


Adendum:
Los elementos presentes en el escudo de la URSS entorno a la Tierra son las espigas de trigo, la estrella de cinco puntas, la hoz y el martillo,  un lema inferior que dice: “proletarios de todos los países, uníos”, además del Sol Naciente. Ver Primer Escudo de la URSS.




Tal vez parezca casual que el mismo Sol Naciente  está también presente en la bandera de campaña de Barack Obama, presidente en funciones de los Estados Unidos, (abajo). Por cierto, esta página de la wikipedia sobre la URSS es muy poco recomendable, parece redactada por el mismo Polit Bureau  de la URSS.




fuente: aquí!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?