viernes, 14 de octubre de 2011

Merkel dice a EEUU que adopte la tasa financiera en vez de dar lecciones


Calienta la cumbre del G-20 pidiendo a EE.UU. y China que adopten el impuesto al sector financiero en vez de criticar

Mejor actuar en casa que dar lecciones a otros, ha dicho la canciller federal de Alemania en referencia a la administración Obama. Angela Merkel aconseja a aquellos que se permiten dar lecciones a la Unión Europea sobre cómo resolver la crisis de la deuda, que se apliquen en cambio a aceptar la implantación de una tasa sobre las transacciones financieras internacionales.


Merkel se refería así indirectamente a los EE.UU., en vísperas de la próxima cita del Grupo de los 20 (G20) de potencias desarrolladas y principales países emergentes, durante una alocución ante el potente sindicato IGMetall en Karlsruhe, y donde ha vuelto a mostrar su oposición a la emisión oficial de obligaciones de deuda conjunta para la eurozona. 


“No es posible que aquellos que, desde fuera de la zona del euro, nos convocan siempre a actuar contra la crisis, rechacen al tiempo la instauración de una tarifa sobre las transacciones financieras” internacionales, cuyo movimiento parece causa de desequilibrios financieros presentes.
Se sabe que varios miembros importantes del G20 son favorables a la creación de esta tasa de compensación, que sin embargo es combatida por los EE.UU. y China. Pero junto al apoyo de Japón y Brasil, por ejemplo, tampoco son más de media docena los miembros de la Unión Europea los que por el momento apoyan la propuesta alemana y francesa.

 

 

Prioridades alemanas

La canciller ha aprovechado su discurso para enumerar las prioridades alemanas ante el próximo encuentro del G20 en Cannes, el 3 y 4 de noviembre, y entre estas ha destacado la regulación de los mercados financieros, así como de los bancos que constituyen un riesgo sistémico, esto es, para el conjunto. Subrayó que esta última medida ya había sido consumada en Alemania.


Sobre el riesgo griego, que pende sobre la eurozona, Merkel ha señalado que en su opinión una quita para reajustar la deuda de Grecia no podría tener lugar “más que para evitar lo peor” y permitir al país entablar reformas que mejorasen su competitividad y situación.


La jefe del gobierno alemán, que hablaba mientras los ministros de Hacienda y bancos centrales del G20 preparan en París, viernes y sábado, la cumbre Cannes, ha insistido en su oposición a la emisión de eurobonos, aduciendo que “no serían ningún milagro” y además “harían crecer los intereses” de refinanciación para Alemania.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?