sábado, 1 de octubre de 2011

WPR (War Plan Red)

f: mundodesconocido


En este nuevo artículo quiero hablarles de un hecho que hasta no hace mucho tiempo estaba relegado a los ámbitos de las teorías conspiracionista. Ahora, parece que se ha descubierto el pastel y tal información ha sido liberada, puesta al alcance del público. Ha sido el Channel 5, el que tras una larga investigación ha puesto sobre el tapete la siguiente información. Durante la década de los 20, se desarrollo plan secreto conocido como War Plan Red (Plan de Guerra Rojo) que fue aprobado en mayo de 1930 por los Secretarios de Estado de la Guerra y la Marina (equivalentes al Ministro de Defensa) de los Estados Unidos de Norte América.

Este plan de guerra secreto de Estados Unidos tenía como objetivo invadir Gran Bretaña. En la década de los 20, finalizada la Iª Guerra Mundial – conocida como la Gran Guerra – los Estados Unidos de Norte América vivían sumidos en la Gran Depresión. Hecho agravado por haber contraído Estados Unidos una deuda de 14.000 millones de dólares que debía de pagar al Reino Unido. El sentimiento antibritánico era muy popular.
De ahí el asunto de lanzar una ofensiva contra Inglaterra.


El Plan de Guerra Rojo permaneció clasificado hasta 1974. 




El Gobierno americano aprobó en 1930 una partida de 57 millones de dólares que servirían de preparación para dicha guerra. Se construyeron tres aeródromos militares camuflados como aeropuertos civiles cerca de la frontera canadiense pues el plan incluía una primera avanzadilla sobre los vecinos del norte neutralizando su ejército y devastando su industria como paso previo a la invasión británica por parte de un ejército con 6 millones de efectivos.

La estrategia de la invasión fue asesorada por Charles Lindbergh – héroe de guerra -en lo referente a la parte aérea y del general Douglas “volveré” MacArthur en cuanto al plan de bloqueo naval de las islas británicas.
Pero ese no era el único plan que se pergeñaba en Estados Unidos para dominar el mundo. Si la invasión a la pérfida Albión era el Plan de Guerra Rojo, existía un Plan Verde para invadir México, un Plan Naranja con objetivo en Japón, un Plan Amarillo centrado en China e incluso un Plan Blanco destinado a combatir una hipotética Segunda Guerra Civil estadounidense ¡Ahí es nada!

Como dato curioso, decir que tras el ascenso al poder del partido nacional-socialista alemán y tras la invasión de Polonia, estando el mundo como estaba, el plan estadounidense se vio truncado. Y su potencial víctima pasó a convertirse en inestimable aliado.
Podría hablarles de la Guerra de Cuba y de los artificios empleados para provocar una guerra bajo una falsa bandera. Podría hablarles también del 11-S, de la guerra de Afganistan, la de Vietnam o la del Golfo. Pero no querría extenderme demasiado.
Hoy, como ayer, también tenemos una crisis económica.
No estaría de más contemplar la posibilidad de un conflicto armado en el que los Estados Unidos recibieran un agravio tan feroz que no saldarían sino con otra nueva guerra. Presumiblemente provocada por ellos mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?