miércoles, 2 de noviembre de 2011

Decretan el estado de emergencia en una central nuclear de EEUU

Los empleados del complejo atómico de San Onofre, California, fueron evacuados tras una fuga de amoníaco. La firma que lo opera dijo que no hay riesgo inmediato para la salud 

Según un comunicado del accionista mayoritario de la central nuclear, la firma Southern California Edison (SCE), el escape de amoníaco ocurrió en el sistema de vapor utilizado en las turbinas, en un área ajena a la sección nuclear de sus dos reactores.

La firma aseguró que inició el protocolo de emergencia y notificó lo ocurrido a las autoridades locales, estatales y federales, así como a la Comisión Reguladora Nuclear de EE.UU. El nivel de alerta fue de 2 sobre un máximo de 4, señaló la vocera de la firma, Mashi Nyssen. El escape fue detenido dos horas después de ser detectado.

Además, "por precaución, la empresa dispuso la evacuación de aquellos trabajadores que se encontraban más cercanos al área en la que tuvo lugar el accidente", afirma el comunicado de la empresa. Y aclara: "Otros empleados permanecieron en las restantes áreas de la planta. No hay riesgo inmediato para el público y esas unidades están operando normalmente".

El Departamento de Bomberos del condado de Orange, zona en la que está ubicado el recinto, confirmó al diario Los Angeles Times que los equipos de extinción de la planta se encargaro de solucionar el incidente. Aproximadamente 95 litros de amoniaco fugado fueron recogidos en un recipiente colocado abajo del tanque que fue designado para tal propósito. No obstante, la planta se encuentra actualmente operando con normalidad al 100 por ciento de su capacidad.

Aunque no fue peligrosa para el público o para los trabajadores de la planta, es inusual que ocurra una alarma de emergencia en la planta. "La última vez que tuvimos una (alerta) declarada fue en mayo de 1999, debido a una supuesta bomba improvisada colocada en la autopista", comentó la empresa.

El complejo San Onofre está ubicado entre las ciudades de Los Ángeles y San Diego y genera una potencia de 2.200 megavatios, suficientes para atender las necesidades energéticas de alrededor de 1,4 millones de hogares, según el sitio web de SCE. En los últimos meses ha sido cuestionada por su ubicación, ya que, al igual que la japonesa de Fukushima está situada en la línea de costa.

f: aquí!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?