miércoles, 9 de noviembre de 2011

El coste del debate - Cara a cara: Rajoy Vs. Rubalcaba

Ya hemos terminado de cantar, ahora a relajarse, cenar... Y algo más caerá!

f: aquí!!

Más de medio millón de euros costó el debate entre Rajoy y Rubalcaba. Que no lo sepan los alemanes, que nos tienen que prestar el dinero para pagarlo, sea por una vía o por la otra. ¿Pero nos hemos vuelto locos en pagar ese dineral por un debate que se podría haber hecho en cualquier otro lugar sin pagar ni la décima parte? ¿Es que no nos damos cuenta que es obsceno que con gente pasando hambre y en el paro, nos gastemos medio millón de euros en un debate? ¿Es que no tenemos manera de aprender que las cosas tienen que cambiar? ¿Es que aquellos canapés para todos se pueden admitir hoy en día?
Medio millón de euros en dos horas de programa convierte al debate en uno de los espacios más caros del mundo. Más caro que un Madrid-Barça. ¿Qué necesidad había de que se contratara un palacio de congresos? ¿Qué necesidad había de que hubiera espacio para miles de personas, si era televisado? ¿Por qué un decorado carísimo, de un único uso?

Parece oportuno que todos nos demos cuenta de que estamos en una crisis y de que no se pueden gastar 500 mil euros largos en un espacio de televisión, para unas elecciones en las que todo está decidido, mientras falta dinero para la asistencia social, la sanidad, los parados, los pensionistas o, incluso, la educación. Pero cuesta darnos cuenta de que las cosas han cambiado. Cuesta acordarse de que ya no somos lo que éramos. De que aunque alguno se lo pueda permitir, estéticamente es vergonzoso.


Nota, Alba-CM: Cierto es, como dice Javier Mato. Podríamos pasarnos horas y horas hablando de este tema. Mas yo sólo voy a resumirlo en dos frases:

Les hemos invitado a una buena cena y...
Vamos a contar mentiras tralará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?