miércoles, 2 de noviembre de 2011

El Departamento de Seguridad Nacional de EEUU se plantea monitorizar las redes sociales como fuente de información


La subsecretaria del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Caryn Wagner, ha afirmado en una conferencia en Colorado que el gobierno norteamericano está considerando utilizar redes sociales como Twitter o Facebook como fuentes de información oficial. Wagner asegura que su departamento está desarrollando una serie de guías a seguir para entender mejor los social media y, así, aprovecharlos como raíz informativa.

La subsecretaria asegura que la idea surgió a partir de las revoluciones árabes que empezaron a finales del año pasado y tomaron fuerza durante la pasada primavera. Según afirma, la organización online de las revueltas en Túnez hace casi un año llamó la atención de algunos oficiales, que se preguntaron si el gobierno debería empezar a monitorizar la actividad en las redes sociales. Aun así, Wagner dice que todavía tienen que saber “cómo utilizar estas cosas como fuente”.
No obstante, la subsecretaria de Seguridad Nacional asegura y subraya que cualquier seguimiento de las redes sociales se haría con el respeto a la privacidad de los ciudadanos estadounidenses y la información recolectada tendría un tiempo limitado de almacenamiento. Sin embargo, no ha concretado nada más allá de esta afirmación.

El Departamento de Seguridad Nacional se puso en marcha después de los ataques del 11 se septiembre y, en la actualidad, según fuentes oficiales, no lleva a cabo ningún seguimiento de las redes sociales o de las actividades online en territorio estadounidense. Sin embargo, Wagner sí ha admitido que cuando el departamento recibe información de una amenaza potencial utiliza información de “código abierto”, que está a disposición de cualquiera en Internet.
En España, el ministerio de Sanidad anunció a principios de septiembre que rastrearía Twitter en busca de usuarios que inciten a la anorexia, para crear una base de datos y pedir a la empresa que los elimine. Sin embargo, la compañía se negó a eliminar las cuentas facilitadas por el ministerio. Aun así, la cartera liderada por Leire Pajín todavía rastrea la red social para controlar a los usuarios que hacen apología de la anorexia o la bulimia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?