domingo, 6 de noviembre de 2011

Israel y EEUU se embarcarán en las mayores maniobras militares conjuntas de su historia

la proxima guerra maniobras militares conjuntas eeuu israel


Israel y EE.UU. se embarcarán en las "más grandes" y "más importantes" maniobras militares conjuntas de la historia de los aliados , dijo ayer sábado Andrew Shapiro, subsecretario de EE.UU. sobre asuntos político-militares.

En declaraciones al Instituto Washington para Política de Oriente Próximo, Shapiro dijo que las maniobras militares involucrarán a
más de 5000 soldados de EE.UU. y fuerzas israelíes, y simularán el sistema antimisiles de Israel.

"Los ejercicios conjuntos nos permiten aprender de la experiencia de Israel en la guerra urbana y la lucha contra el terrorismo", dijo Shapiro.

"La tecnología israelí está resultando fundamental para mejorar nuestra seguridad nacional y proteger a nuestras tropas", agregó, explicando que la tecnología de blindaje israelí y el especialmente diseñado "vendaje israelí", se utiliza en las tropas estadounidenses en Afganistán e Irak, y son éxitos probados.

 
Además, dijo, Israel pronto tendrán acceso a un acelerado proceso de notificación al Congreso, lo que permitirá un comercio más rápido de rutinarias o pequeñas compra-ventas de armas entre los aliados. Los países que ya están sujetos a acelerados procesos de notificación al Congreso son los miembros de la OTAN, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda.

Shapiro destacó el apoyo de la Administración Obama a Israel, a pesar de los comentarios de un alto funcionario de EE.UU. el viernes, que expresó su preocupación de que Israel no advirtiera a los EE.UU. antes de tomar una acción militar contra las instalaciones nucleares de Irán.

"Nuestra relación con la seguridad de Israel es más amplia, más profunda e intensa que nunca antes", dijo Shapiro, quien agregó que la ventaja militar de Israel es una "prioridad" para sí mismo, para la secretaria de Estado Hillary Clinton y para el presidente Barack Obama.

Los EE.UU. tienen un compromiso anual de $ 3 mil millones con Israel, que Shapiro dijo que la Administración Obama seguirá cumpliendo en los próximos diez años", incluso en tiempos de dificultades presupuestarias".

Hablando del impacto económico de la relación entre Estados Unidos e Israel, Shapiro dijo que era importante tener en cuenta que la ayuda de EE.UU. a la seguridad de Israel provee de puestos de trabajo a EEUU, ya que la "inmensa mayoría de la asistencia de seguridad" se dedica a la fabricación estadounidense de bienes y servicios." Nosotros no proporcionamos asistencia por caridad. Ofrecemos ayuda porque beneficia a nuestra seguridad", dijo.

"Nosotros apoyamos a Israel porque está en nuestro interés nacional hacerlo", dijo Shapiro, haciéndose eco del reciente informe del Instituto Washington para Política de Oriente Próximo, titulado "Israel: un activo estratégico para Estados Unidos", según el cual Israel es un activo estratégico para los EE.UU." Si Israel fuese más débil, sus enemigos serían mas audaces. Esto haría que un conflicto más amplio fuera más probable, lo que sería catastrófico para los intereses estadounidenses en la región. Es la propia fuerza de los militares de Israel, la que disuade a los posibles agresores y ayuda a fomentar la paz y la estabilidad".

 
 
 
Israel evita prometer a EE.UU. que no atacará Irán en solitario

 

Benjamín Netanyahu y Ehud Barak respondieron de forma vaga y general a las preguntas del secretario de Defensa de estadounidense sobre sus intenciones lanzar una ofensiva


El secretario de Defensa de EEUU, Leon Panetta, se fue el mes pasado de Israel sin un compromiso del primer ministro, Benjamín Netanyahu, y el titular de Defensa, Ehud Barak, de que no lanzarán un ataque en solitario contra Irán, informa hoy el diario "Haaretz".
Ambos líderes israelíes respondieron únicamente de forma vaga y general a las preguntas de Panetta sobre sus intenciones respecto a Irán, según el rotativo, que cita fuentes oficiales estadounidenses a las que se informó sobre la citada visita.
Netanyahu y Barak encabezan la campaña en el seno del Ejecutivo en favor de un bombardeo relámpago contra instalaciones nucleares iraníes, con o sin el aval de Estados Unidos, según medios locales.
Panetta les insistió en la necesidad de coordinar toda respuesta al programa nuclear de Teherán e insinuó que la Casa Blanca no quiere verse sorprendida por Israel en un tema tan sensible.

Incertidumbre de EE.UU.

El secretario de Defensa estadounidense viajó al Estado judío a principios de octubre cuando la Administración Obama llegó a la conclusión de que había dejado de entender cuál era la posición de Israel en el tema iraní, según fuentes oficiales estadounidenses.
Esta incertidumbre derivaba de una considerable reducción en los meses previos de los pronunciamientos de Israel sobre el tema, tanto públicos como a través de los canales diplomáticos y de defensa.
La información de hoy aparece en medio de un intenso debate sobre la inminencia de un ataque a Irán.

Pruebas militares

Las especulaciones han aumentado esta semana después de que Israel probase con éxito el lanzamiento de un misil balístico de 6.000 kilómetros de alcance y posibilidad de albergar una cabeza nuclear.
Su Ejército también ha efectuado recientemente en Italia otro simulacro, en el que probó todos los elementos necesarios para un bombardeo aéreo de largo alcance: escuadrones de combate, abastecimiento en el aire y estaciones de control aéreo.
El asunto iraní ha saltado a los titulares desde que la pasada semana un destacado columnista del diario Yediot Aharonot, Nahum Barnea, alertase de la presión en el seno del Gobierno israelí para lanzar un ataque.

La opinión pública

Un sondeo publicado esta semana por el diario "Haaretz" revela una notable división en la opinión pública israelí sobre la conveniencia de que su país lance un ataque que podría encender todo Oriente Medio.
Un 41 por ciento apoya la idea, mientras que un 39 por ciento se opone y un 20 por ciento está indeciso, según la encuesta, que muestra a su vez una notable confianza (52%) en la capacidad de Netanyahu y Barak de lidiar con el dossier iraní.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?